Con un crecimiento del 7,4% en 2016 y un 9% en lo que va de 2017, los seguros de salud lideran el crecimiento en Axa, que acaba de presentar sus resultados anuales con un aumento del 28% del beneficio neto. En total, la compañía ha ganado 122 millones de euros en 2016 y ha incrementado sus ingresos un 15,2%, hasta los 136 millones de euros.

Axa ha destacado sus crecimientos en el ramo de salud, que cuenta ya con más de 250.000 asegurados, y que es además el área que más ha avanzado desde el inicio de la crisis, según los datos de ICEA, con un crecimiento de más del 8% desde 2008 y un 5% en 2016. Un ámbito que la compañía ha reforzado, según ha destacado el consejero delegado de AXA España, Jean-Paul Rignault, gracias al refuerzo del cuadro médico y del número y formación de los agentes dedicados.

Salud es, junto a hogar, los dos ramos en los que la compañía ha puesto el foco para 2017. Sin embargo, mientras salud lidera las cifras de crecimiento, no ocurre lo mismo con los de hogar, que se han estancado en 2016: «Es una lástima no haber crecido en seguros de hogar, porque es uno de los productos con más rentabilidad, por lo que es una de nuestras prioridades para 2017», ha asegurado el consejero delegado de AXA España, Jean-Paul Rignault. En el conjunto de las aseguradoras, las pólizas de hogar han crecido al 3,6% en 2016, según los datos de ICEA.

En el caso de los seguros de automóvil, la compañía ha incrementado el negocio en un 1,1%, una cifra por debajo del 5% de incremento del sector, que aumentó un 5% sus ventas en 2016.

El aumento del beneficio neto de la compañía en un 28% se ha conseguido gracias a la «disminución del volumen de siniestros leves en un 3% en los particulares y un 10% en las empresas», según ha destacado Rignault, así como al aumento de las primas.

Más acuerdos y clientes «híbridos»

La compañía ha desvelado que más del 95% de su negocio continúa mediado por agentes y corredores de seguros. Sin embargo, destacan algunas de las más recientes líneas de actividad, como la de los acuerdos, que en 2016 han crecido un 60% y representa ya el 8% del volumen total de negocio. La compañía mantiene acuerdos con empresas como Blablacar, que asegura a los usuarios de esta plataforma de compartir coche desde agosto de 2015.

El ecommerce, que la compañía engloba dentro de la venta directa, supone de momento el 1,6% del negocio, de los cuales el grueso del 82% corresponde a seguros de automóvil. Sin embargo, la compañía está enfocada en fomentar las ventas multicanal, sobre lo que Rignault ha subrayado que «por cada dos ventas online se genera, consecuentemente, una offline», lo que se produce gracias al traspaso de contactos a los agentes y otras estrategias de venta transversal.

«El 20% de nuestras ventas de 2016 se produjo por canales que no existían en 2013», ha afirmado Rignault, en lo que tiene que ver también con la compra de la compañía, con sede central en Francia, de la suiza Winterthur en junio de 2016.

La compañía ha destacado también, como parte de sus resultados de 2016, el ahorro de un 50% derivado del cambio de sede a una más moderna y donde solo queda un despacho, según ha lamentado Rignault, que ha asegurado que ha sido «obligado» a mantenerlo. «Hemos reducido el espacio en más de un 40% y el papel en un 26% en 2016 y un 62% desde 2013», ha asegurado.