La absorción de Popular por parte de Santander ha tenido a un tercero como el mayor beneficiario en bolsa. Las acciones de Bankia han festejado la noticia con un avance del 4,95%, en lo que representa su mayor subida del año.

Este repunte refleja el alivio de los inversores al quedar del todo desterrada la opción de que el banco nacionalizado se hiciera con el negocio de Popular. Más de 17 millones de acciones, más del doble de la media anual, han cambiado de manos en la jornada, evidenciando el renovado apetito inversor por las acciones de la entidad.

El gobierno abrigó por momentos la idea de unir Bankia y el banco presidido por Emilio Saracho, como una forma de impulsar la valoración del banco nacionalizado a ojos del mercado, lo que debería favorecer que se recuperara una proporción más elevada de las ayudas públicas empleadas en su rescate. Pero la idea fue vista con notable escepticismo por los inversores desde un primer momento.

El banco escala un 5%, pero aún acumula pérdidas desde que entró en la puja por Popular

Aunque varias firmas resaltaban que la operación encerraba un claro sentido estratégico para el grupo que dirige José Ignacio Goirigolzarri, también eran evidentes los obstáculos que representaba desde el punto de vista de gestión y los riesgos legales que entrañaba. Así, en apenas tres semanas, los títulos de Bankia sufrieron un retroceso superior al 8%.

De hecho, y a pesar del repunte de este miércoles hasta los 4,32 euros, los títulos de Bankia se mantienen un 1,8% por debajo de los niveles en que se encontraba cuando el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció que la entidad estaba estudiando pujar por Popular.

Entre los inversores también generaba dudas la capacidad de Bankia para gestionar esta absorción en paralelo a la operación de integración de Bankia con BMN, que se está perfilando desde hace meses. Esta operación sí que cuenta con el respaldo casi unánime de los analistas.

Desde Alantra consideran que la integración entre ambos grupos «tiene mucho sentido», al generar economías de escala, diversificación geográfica y elevadas sinergias. Según la firma de análisis, a 1.100 millones de euros, el precio en que se fijó la única oferta que recibió el Frob durante la subasta de BMN, el enlace podría generar un retorno sobre el capital invertido del 11% y una mejora del beneficio por acción de Bankia del 10%. Firmas como Citi elevan la potencial mejora del resultado al 30%.

Los analistas son optimistas sobre las implicaciones de su integración con BMN

Y es que más allá de la unión con BMN, Bankia concentra características que la convierten en «una de las mejores maneras de apostar al tema de la reflación en España», consideran en la firma de análisis, gracias a la combinación de la recuperación de la calidad de sus activos con una alta sensibilidad a un incremento de los tipos, que se traducirá en una notable mejora de márgenes una vez se produzca el esperado repunte del euribor.

Además, Bankia maneja otra baza a su favor y es su elevado exceso de capital, que no sólo facilita la absorción de BMN, sino que ofrece margen para que una vez llevada a cabo ésta pueda repartirlo entre sus accionistas a través de un dividendo extraordinario.

Con estos argumentos sobre la mesa, firmas como Bankinter se muestran muy optimistas con la entidad, a la que otorgan un potencial de revalorización superior al 20%.