Ryanair es cada vez más líder en España. El gigante del bajo coste abre brecha frente a sus rivales en el mercado español en la primera mitad del año y se planta a las puertas de un verano de récord para el turismo nacional –otro más- reforzando aún más su poder en los cielos españoles.

La aerolínea irlandesa transportó en el primer semestre un total de 17,8 millones de pasajeros en España, un 12,2% más que el año pasado que ya fue un ejercicio récord. Ryanair, que ha colocado a España como uno de los mercados prioritarios de su expansión, consigue así concentrar tantos clientes como Vueling e Iberia conjuntamente, al tiempo que crece el doble que sus grandes rivales.

Vueling, la segunda mayor compañía de España, alcanzó los 10,7 millones de viajeros hasta junio, con un incremento del 7,1% en relación al pasado año. E Iberia y su filial de bajo coste Iberia Express, que se reparten sus rutas domésticas y europeas y coordinan por completo sus operaciones, sumaron entre las dos 9,1 millones de pasajeros, un 6,6% más.

La compañía irlandesa se convierte así en la que mejor está aprovechando el boom del turismo que vive España –con récord en llegadas de viajeros internacionales y en plena recuperación de la demanda del turista nacional- y lo hace en un año en el que los aeropuertos españoles van camino de marcar un nuevo máximo histórico. En la primera mitad del ejercicio la red de Aena registró más de 113 millones de viajeros, un 9% más.

Norwegian, las que más crece

Norwegian es con diferencia la aerolínea que más crece en el mercado español, y lo lleva siendo desde hace casi dos años gracias a su apuesta por nuevas conexiones, incluidas rutas domésticas y ahora también con vuelos hacia Estados Unidos. Norwegian ha disparado su tráfico un 31% entre enero y junio, alcanzando los 3,8 millones de viajeros y sumando casi un millón de pasajeros adicionales en sólo un año.

También impulsa fuertemente su negocio easyJet. La ‘low cost’ británica, tras varios años de crecimiento moderado, se ha lanzado a la apertura de nuevas rutas y bases en España y consigue elevar su tráfico de pasajeros un 13%, hasta superar los 7 millones de pasajeros en seis meses.

Air Europa pierde un 1,6% de pasajeros en la mitad del año, hasta apenas 5 millones de viajeros. La aerolínea del grupo Globalia empieza a recuperar el ritmo, ya que a lo largo del año ha llegado a perder tráfico a ritmos superiores al 4% interanual. Air Europa confía en reforzar su cifra de pasajeros tras la alianza sellada con Ryanair para que el gigante del bajo coste alimente sus vuelos hacia Latinoamérica y Estados Unidos.