EN VIVO

Sánchez: "El Gobierno va a cumplir con la ley penitenciaria una vez que ETA ha sido derrotada"

Economía

Baleares amenaza a Airbnb y sus rivales con multas de 400.000 euros si anuncian pisos

La legislación autonómica prohíbe el alquiler de apartamentos que estén en edificios plurifamiliares. Multas de entre 20.000 y 40.000 euros para los dueños de pisos ilegales.  

logo
Baleares amenaza a Airbnb y sus rivales con multas de 400.000 euros si anuncian pisos
Pintada contra los pisos de alquiler turístico en Palma de Mallorca.

Pintada contra los pisos de alquiler turístico en Palma de Mallorca. Efe

Resumen:

Baleares empieza a aplicar la nueva ley con la que trata de poner coto al boom del alquiler turístico en las islas. La nueva normativa regional prohíbe el alquiler de los pisos que estén en bloques plurifamiliares y sólo habilita la comercialización de casas individuales que cuenten con licencia de autorización para ello.

El Gobierno balear, formado por la coalición progresista de PSOE y MÉS, se ha dotado de instrumentos sancionadores para hacer cumplir las nuevas exigencias y que pasan por cuantiosas multas tanto para los dueños de los pisos ilegales como para las plataformas online e intermediarios que los comercializan.

El Govern ha remitido avisos a 30 plataformas online e inmobiliarias avisándoles de la entrada en vigor de la nueva norma y advirtiéndoles de que disponen de un plazo de dos semanas para retirar todos los anuncios de pisos y de casas que no están registradas. Si no cumplen y no dejan de publicitarlos, los portales como Airbnb, HomeAway o Niumba se exponen a multas que van desde los 40.000 hasta los 400.000 euros.

Los dueños de los pisos ilegales pueden ser sancionados con multas de entre 20.000 y 40.000 euros. Los inspectores podrán imponer las sanciones si los propietarios de los apartamentos no demuestran que el inquilino no es turista y que el alquiler puede estar sujeto a la ley estatal de arrendamientos urbanos (esto es, que el inquilino sea cual sea el tiempo que pase en el piso ha pagado un mes de fianza y cuenta con un contrato legal de alquiler). Si el dueño anuncia el piso ilegal en cualquier plataforma online puede ser multado directamente.

Baleares empieza a aplicar la nueva ley con la que trata de poner coto al boom del alquiler turístico en las islas. La nueva normativa regional prohíbe el alquiler de los pisos que estén en bloques plurifamiliares y sólo habilita la comercialización de casas individuales que cuenten con licencia de autorización para ello.

El Gobierno balear, formado por la coalición progresista de PSOE y MÉS, se ha dotado de instrumentos sancionadores para hacer cumplir las nuevas exigencias y que pasan por cuantiosas multas tanto para los dueños de los pisos ilegales como para las plataformas online e intermediarios que los comercializan.

Las plataformas online tienen dos semanas para retirar los anuncios de pisos ilegales

El Govern ha remitido avisos a 30 plataformas online e inmobiliarias avisándoles de la entrada en vigor de la nueva norma y advirtiéndoles de que disponen de un plazo de dos semanas para retirar todos los anuncios de pisos y de casas que no están registradas. Si no cumplen y no dejan de publicitarlos, los portales como Airbnb, HomeAway o Niumba se exponen a multas que van desde los 40.000 hasta los 400.000 euros.

Los dueños de los pisos ilegales pueden ser sancionados con multas de entre 20.000 y 40.000 euros. Los inspectores podrán imponer las sanciones si los propietarios de los apartamentos no demuestran que el inquilino no es turista y que el alquiler puede estar sujeto a la ley estatal de arrendamientos urbanos (esto es, que el inquilino sea cual sea el tiempo que pase en el piso ha pagado un mes de fianza y cuenta con un contrato legal de alquiler). Si el dueño anuncia el piso ilegal en cualquier plataforma online puede ser multado directamente.

Un año sin más licencias de alquiler

Airbnb y sus rivales sólo pueden comercializar desde este martes casas vacacionales completas y que cuenten con la autorización oficial para ello. La oferta de cualquier inmueble que no cumpla con estos requisitos será motivo de sanción para la empresa y para el propietario. Aunque en los próximos meses se puede acabar abriendo un poco la mano.

Los vecinos dispondrán un buzón online para presentar denuncias contra pisos irregulares

Y es que los Consells insulares y los ayuntamientos, según la normativa regional, disponen de un plazo de un año para definir los tipos de alojamiento y las zonas de ubicación en que podrá haber alquiler. Las administraciones podrán permitir en el futuro el alquiler de pisos también en edificios plurifamiliares, pero sólo si se trata de la vivienda habitual del propietario y por un máximo de 60 días al año. Pero actualmente ningún piso ubicado en una comunidad de vecinos cuenta con licencia turística y no la podrá obtener durante el próximo año.

En paralelo, el Gobierno autonómico también se dispone a activar próximamente una plataforma que permita a los ciudadanos denunciar a los dueños de pisos ilegales que se estén publicitando para su alquiler. Actualmente los vecinos ya disponen de un correo electrónico para realizar sus denuncias, que en ningún caso podrán ser anónimas y que sólo servirán para que los inspectores oficiales inicien sus investigaciones.