Economía

Nadal vincula el cierre de centrales con un intento de las eléctricas de subir los precios

El ministro de Energía, Álvaro Nadal.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal. Europa Press

El choque entre el Gobierno y las grandes eléctricas va camino de recrudecerse. El Ministerio de Energía ultima la aprobación de un real decreto para poder vetar el cierre de centrales eléctricas cuando su clausura suponga un riesgo la seguridad del suministro, suponga una traba para los objetivos medioambientales o amenace con hacer subir los precios de la electricidad.

Desde el Ministerio de Energía se sube el tono en la polémica e incluso se empieza vincular el intento de las compañías de cerrar algunas de sus centrales con un presunto intento de hacer subir el precio de la electricidad para aumentar la rentabilidad del resto de sus plantas de generación.

Iberdrola acaba de solicitar el cierre de sus dos últimas centrales de carbón y amenaza con hacer lo mismo con sus centrales nucleares si no se garantiza su viabilidad económica con un nuevo marco legal. Y Endesa pretende cerrar en 2020 las dos centrales que utilizan carbón nacional no realizando las inversiones necesarias para cumplir con las exigencias ambientales de la Unión Europea. Gas Natural Fenosa también ha anunciad -con el aval gubernamental- el cierre de una de sus plantas de carbón. E incluso desde el Ministerio de Energía se desliza que también existen peticiones “continuamente” para echar el cierre a algunas centrales de gas natural, algo que las eléctricas niegan.

“Una empresa puede decir que quiere cerrar una central para que suba el precio de la electricidad y así ganar más con las demás centrales. Eso no es aceptable”, ha dicho el ministro de Energía, Álvaro Nadal, en una entrevista en TVE. “Vamos a ver por qué quieren cerrar (…) Puede que mantener esas centrales sea más barato para el sistema eléctrico. Y si se retiran se está aumentando el coste de la electricidad”.

«Una empresa puede querer cerrar una central para que suba el precio de la electricidad y así ganar más con las demás»

Nadal ha insistido en que su objetivo es mantener en el mix eléctrico español (el reparto entre los diferentes tipos de energía del peso en la generación de electricidad) tanto a las nucleares como al carbón, porque cerrarlas anticipadamente supondría un encarecimiento de los precios de los mercados eléctricos de cerca del 40%. “Estamos intentando mantener las tecnologías más baratas”, ha subrayado el ministro.

Las eléctricas, por su parte, quieren tener libertad para dejar de explotar algunas de sus centrales cuando no sean rentables y siempre que –como hasta ahora- el cese de actividad no suponga un problema para la estabilidad del sistema. Y reclaman la creación de un sistema de subastas para energías estables (gas natural, carbón e incluso nuclear) para optar a ayudas y poder cerrar las plantas que queden fuera.

Hasta ahora, el Gobierno sólo podía rechazar la solicitud de cierre de plantas eléctricas si suponía un riesgo para la seguridad de suministro eléctrico. Pero con la nueva norma que prepara el Ejecutivo también podrá denegarla si la clausura no se ajusta a la planificación de la política energética gubernamental o si afecta a los precios eléctricos y la competencia en el sector.

Comentar ()