El Gobierno ha retomado el proceso de privatización de Bankia, tras más de tres años de mantenerlo en suspenso. El Ejecutivo ha acometido la venta acelerada del 7% de la cotizada a un precio de 4,06 euros por título, lo que implica una valoración total de este paquete de 818,3 millones de euros. La operación ha sido dirigida por UBS, Deutsche Bank y Morgan Stanley, según ha señalado el banco español en un hecho relevante a la CNMV

Bankia había cerrado este lunes en bolsa en sus niveles más elevados desde el pasado mes de agosto, a un precio de 4,17 euros, lo que sitúa su valoración total por encima de los 12.000 millones de euros. En cualquier caso, la venta realizada por el Estado se ha cerrado con un descuento del 2,63%, frente a los 841 millones de euros en que estaban cerradas esas acciones al cierre de la sesión del lunes.

El Estado, que controlaba hasta ahora, a través del Frob, el 67% del grupo que recibió 22.000 millones de euros de ayudas públicas hace ahora cinco años, vendió su primer paquete de acciones en febrero de 2014. Ingresó 1.304 millones de euros con la venta del 7,5% del capital del grupo. En esa ocasión, cerró la venta a 1,51 euros. Desde entonces, el valor de la acción ha caído casi un 30%. Hay que tener en cuenta que, en este lapso, Bankia ha agrupado sus acciones en una proporción de 4 a 1, lo que significa el precio de venta de 2014 se multiplica por cuatro.

En los últimos meses, las turbulencias desatadas por las tensiones políticas en Cataluña han supuesto un contratiempo en las intenciones del Estado de reactivar antes de finales del presente ejercicio la venta de parte de su participación en el banco. Pero desde la entidad y el Estado han repetido en los últimos meses su intención de avanzar en la privatización de Bankia.

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, señaló a finales de noviembre que la pobre evolución de Bankia en bolsa durante este año responde, entre otros motivos, al retraso en su privatización.

“Desde la inyección de capital real en 2013, Bankia está teniendo el mejor comportamiento de entre los grandes bancos cotizados […] En el presente año las presiones en la cotización vienen derivadas, en primer lugar, por un retraso en los crecimientos de los tipos de interés que va a afectar en los resultados para lo bueno y para lo malo; y en segundo lugar, por la privatización”, señaló en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla,  apuntó que esperaban “que surjan nuevas ventanas de aquí a final de año que permitan reanudar el proceso de privatización”, durante la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados del tercer trimestre.

Esta expectativa se basaba en la confianza de Sevilla en que “la situación en Cataluña ha entrado en un proceso de normalización más rápido de lo que se preveía hace una semana”, lo que le lleva a prever que la reciente volatilidad del mercado se atenúe en las próximas semanas, permitiendo al Frob afrontar una nueva venta en un entorno propicio de mercado.