Economía

Disney absorbe los estudios de cine de Fox por más de 44.000 millones de euros

Fotograma de Avatar, uno de los mayores éxitos de 21st Century Fox, la productora recién adquirida por Disney.

Fotograma de Avatar, uno de los mayores éxitos de 21st Century Fox, la productora recién adquirida por Disney.

Movimiento de calado en el mundo de la producción televisiva mundial. Disney ha llegado a un acuerdo con el grupo Twenty-Fist Century Fox para el traspaso de una serie de activos por un monto total de 52.400 millones de dólares (unos 44.282 millones de euros). Además, Disney asumirá deuda neta de Fox por valor de 13.700 millones de dólares (11.571 millones de euros).

La operación, que se ejecutará mediante un pago en acciones, comprende el traspaso de activos entre los que se incluyen los estudios de cine y televisión Twentieh Century Fox, junto a los negocios de cable y televisión internacional.

Se trata de la cuarta mayor adquisición de la historia en el sector de medios y la segunda mayor operación del año, tras las negociaciones entre Broadcom y Qualcomm, según datos de Dealogic. Las acciones de Disney repuntaban un ligero 0,3% en bolsa tras la noticia, mientras que Fox escalaba más de un 3%.

Disney defiende que la adquisición de estos activos le permitirá «crear contenidos más atractivos, construir relaciones más directas con consumidores de todo el mundo y ofrecer una experiencia de entretenimiento más atractiva a los consumidores y donde y como ellos elijan».

Disney también asume deuda neta de Fox por valor de más de 11.500 millones de euros

Por su parte, el grupo Twenty-Fist Century Fox ha comunicado que antes de la adquisición escindirá las redes y estaciones de Fox Broadcasting, el canal Fox News y Fox Business Network, FS1, FS2 y Big Ten Network en una nueva compañía.

Bajo los términos del acuerdo, los accionistas de Fox recibirán 0,2745 acciones de Disney por cada uno de sus títulos.

Disney es uno de los mayores grupos de la industria cinematográfica, con un valor de mercado que supera los 162.000 millones de dólares. Por su parte, Fox, el grupo que dirige Rupert Murdoch, cuenta a día de hoy con una valoración conjunta en el entorno de los 60.000 millones de dólares, tras escalar más de un 18% en el último año.

Los estudios adquiridos por Disney a Fox son los creadores de grandes producciones cinematográficas como Avatar, X-Men y los Cuatro Fantásticos, así como de series televisivas de fuerte arraigo internacional como Los Simpson o Modern Family.

Disney también se hace con el control de FX Networks, National Geographic Partners, Fox Sports Regional Networks, Fox Networks Group International, Star India y los intereses de Fox en Hulu, Sky, Tata Sky y Endemol Shine Group.

«La adquisición de esta colección estelar de negocios de 21st Century Fox refleja la creciente demanda del consumidor por una rica diversidad de experiencias de entretenimiento, que son más atractivas, accesibles y prácticas que nunca», ha señalado Robert A. Iger, presidente y director ejecutivo de Disney.

Los analistas defienden que el movimiento refuerza a Disney para competir con rivales como Netflix

Durante las últimas semanas de rumores y negociaciones, los analistas han mostrado de forma generalizada un respaldo a la integración de los negocios cinematográficos de Fox y Disney. Laura Martin, analista del sector de entretenimiento e internet en Needham, consideraba que un acuerdo sería «un sueño hecho realidad», ya que «poner estos activos en manos de Disney les hará ganar mucho más dinero», según comentó en un encuentro en CNBC.

Para los analistas de Macquarie, la operación resulta beneficiosa para ambos grupos. La firma defiende que la posesión de un segundo estudio ayudará a Disney en su estrategia de lanzar un negocio de acceso directo al consumidor, que está previsto para 2019, con el que competir con otros actores de este pujante sector como Netflix, Amazon o Apple.

Te puede interesar

Comentar ()