El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha ninguneado este lunes el papel de Ciudadanos en la aprobación de los Presupuestos de 2018, pese a que le necesita como socio político para sacar adelante las cuentas públicas.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, anunciaba a primera hora de la mañana un acuerdo con el PP para apoyar los Presupuestos y sacaba pecho por el papel jugado por su grupo para sacar adelante una subida de las pensiones mínimas y de viudedad, así como una rebaja fiscal en el IRPF para millones de contribuyentes o la ampliación del permiso de paternidad hasta las cinco semanas.

Rivera incluso ha llegado a asegurar que “ha retorcido el brazo” al Gobierno para lograr estos logros económicos y sociales.

Sin embargo, en una rueda de prensa posterior, y con el apoyo del PNV también en vilo, Montoro ha calificado de “positivo” el acuerdo con Ciudadanos, pero ha recalcado que la formación naranja es “un recién llegado a la arena política” y que “su aportación ha consistido en apoyar los Presupuestos”.

“Los Presupuestos de 2018 son los que propone a la sociedad española el PP, que lleva gobernando desde finales de 2011”, ha dicho, para añadir que “es Rajoy quien anunció en el debate (del 14 de marzo) la intensión del Gobierno de subir no solo las pensiones mínimas, sino también las más bajas del sistema”, dentro del Presupuesto. “En eso estamos trabajando y llegando a acuerdos, celebramos que se sumen”, ha zanjado.

La bajada de impuestos, también del PP

Dicho esto, ha retado a Rivera a que “celebre públicamente” la reducción del déficit en 2017, hasta el 3,07% del PIB.

En este sentido, también ha afeado al presidente de Ciudadanos que se ponga la medalla de la bajada de impuestos. “La bajada de impuestos mayor de la historia fue en 2015 y 2016, se bajaron 12.300 millones en los dos ejercicios, entre IRPF y Sociedades, y eso no va a ocurrir en 2018″, ha dicho.

Por último, ha asegurado que si el Gobierno busca apoyos para los Presupuestos es por su valor político. “No es tanto que sea necesario en términos operativos, como en estabilidad política”, ha resumido antes de confiar en que el PNV se sume finalmente a los apoyos.