El Gobierno está preparando una fusión de ayudas a parados que supone unificar el plan Prepara, el Plan de Activación para el Empleo (PAE) y la Renta Activa de Inserción en una única de 430 euros, que pasaría a llamarse Renta complementaria de Desempleo (RED), según ha informado UGT tras la celebración este miércoles de la Mesa de Diálogo Social para un Plan de Choque por el Empleo.

Pese a que ya se conocía la idea del Gobierno de unificar los tres programas en uno único para adecuarlos a la sentencia del Tribunal Constitucional que cuestionaba la distribución de competencias, puesto que eran gestionados por el Servicio Público de Empleo (SEPE) en lugar de por las comunidades autónomas, y para mejorar el índice de inserción laboral, todavía no habían trascendido las cifras de la negociación.

No obstante, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social no ha confirmado que esta sea la propuesta del Gobierno y ha recordado que en la actualidad todavía se trabaja en esta mesa del diálogo social para lograr un acuerdo definitivo, informa Europa Press.

Previsiblemente, la fecha tope para conocer los detalles de este único plan para parados de larga duración será el próximo 30 de abril, que es cuando finaliza la vigencia de la prórroga del Plan Prepara. Con la “fusión” de todos los programas, la idea del Gobierno es la de dar cobertura a todas las las circunstancias contempladas en los planes vigentes hasta la actualidad.

El 59% de los beneficiarios, perjudicados

En un comunicado, el sindicato ha señalado que esta ayuda se otorgaría independientemente de si el beneficiario cuenta o no con cargas familiares. Además, bajo su punto de vista, el texto remitido por Empleo detalla de manera “muy confusa” cómo afectaría a los potenciales beneficiarios del plan en función de su edad o el tiempo que hayan cotizado, sin aclarar cómo los perceptores de las anteriores ayudas se pueden beneficiar de la nueva medida. Así, según la organización sindical, el 59% de los beneficiarios se verá perjudicado.

Además, UGT cree que esta fusión de ayudas “no da respuesta a la necesaria reforma de la protección por desempleo, ya que tan solo aborda, y parcialmente, la protección asistencial”. Ante la inminente finalización de estos programas, la organización sindical ha trasladado a la Mesa de Diálogo Social para un Plan de Choque por el Empleo la necesidad de tomar medidas urgentes para no dejar sin protección a las personas que hasta ahora se beneficiaban de dichos programas.

Los principales beneficiarios, mayores de 45 años con cargas familiares

UGT también ha defendido que la RED “no puede derivar en una reducción de la cobertura ni en un recorte de gasto respecto a la situación previa”, y calcula que perjudicaría al 59% de los beneficiarios de alguna ayuda asistencial, es decir, a un total de 354.800 personas, ya que afirma que el nuevo periodo de tiempo que cobrarían la ayuda “sería inferior al que existe en la actualidad”.

Los más beneficiados, los que agoten el paro

Por otro lado, ha señalado que los grupos más beneficiados serán los parados que agoten sus prestaciones contributivas, con responsabilidades familiares y más de 45 años, así como los desempleados sin cargas familiares que tengan más de esa edad.

El sindicato también ha criticado que la propuesta del Gobierno no aborda la situación de los parados de larga duración que agotan sus prestaciones, que “quedan sin cobertura o, al menos, esta disminuye”, y no indica si la cuantía del subsidio se percibirá en proporción de las horas previamente trabajadas en el último contrato, como ocurre en la actualidad, o será igual para todos independientemente del tipo de jornada, como reclaman las organizaciones sindicales.

La organización sindical considera esta propuesta “desigual e insuficiente”, por lo que ha reclamado que la propuesta incremente la cobertura por desempleo, y ha pedido mantener la vigencia del PAE y el Prepara hasta que se concrete la nueva alternativa.

CCOO cree que la propuesta es apresurada

Para CCOO, la propuesta del Gobierno ofrece un sistema de protección “desigual e insuficiente” para ciertos grupos de parados de larga y muy larga duración, y en muy pocos casos supone una mejora de las prestaciones actuales. Además, este nuevo diseño de las ayudas no supone tampoco un aumento de la cobertura social.

Teniendo en cuenta que la modificación y puesta en marcha de la RED será compleja, y ante la finalización inminente de la vigencia del PAE y el Prepara, CCOO ha reclamado seguir manteniendo operativos estos programas integrándolos en la Ley General de la Seguridad Social como una prestación más del sistema de desempleo hasta que se concrete la nueva alternativa, con el fin de no dejar sin protección a los trabajadores y trabajadoras de este país.