Economía | Empresas

Lufthansa desafía a la dueña de Iberia y entra en la puja por tomar el control de Norwegian

El consejero delegado de IAG aseguró que no estaba dispuesto a participar en una guerra de opas por el grupo nórdico. Pero puede que sea la única forma si quiere comprarla.

logo
Lufthansa desafía a la dueña de Iberia y entra en la puja por tomar el control de Norwegian
Un avión de la aerolínea Norwegian.

Un avión de la aerolínea Norwegian. Norwegian

Resumen:

La batalla por hacerse con el control de Norwegian se calienta. El grupo nórdico ya había advertido de que además de IAG –el holding que agrupa a Iberia, Vueling y British Airways- había otras compañías interesadas. Ahora empieza el destape y esos candidatos reconocen serlo. El primer, el gigante alemán Lufthansa. El consejero delegado del grupo germano, Carsten Spohr, ha confirmado en una entrevista con el Suddeutsche Zeitung haber mantenido contactos con Norwegian para su adquisición y con ello reforzarse en el negocio del bajo coste. “En Europa, todos están hablando con todos. Se acerca una nueva ola de consolidación, lo que significa que también estamos en contacto con Norwegian", ha explicado el máximo ejecutivo de Lufthansa Group, que apuesta por “impulsar la consolidación, porque en tiempos de altos precios de queroseno, los fuertes se vuelven más fuertes y los más débiles más débiles". El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, se hizo el duro la semana pasada ante la junta de accionistas del grupo y descartó su interés de participar en un guerra de opas por Norwegian. “Seguimos abiertos sobre Norwegian, pero no es una operación que estemos obligados a realizar y no participaremos en absoluto en una batalla de ofertas”, sentenció.

La batalla por hacerse con el control de Norwegian se calienta. El grupo nórdico ya había advertido de que además de IAG –el holding que agrupa a Iberia, Vueling y British Airways- había otras compañías interesadas. Ahora empieza el destape y esos candidatos reconocen serlo.

El primer, el gigante alemán Lufthansa. El consejero delegado del grupo germano, Carsten Spohr, ha confirmado en una entrevista con el Suddeutsche Zeitung haber mantenido contactos con Norwegian para su adquisición y con ello reforzarse en el negocio del bajo coste.

“En Europa, todos están hablando con todos. Se acerca una nueva ola de consolidación, lo que significa que también estamos en contacto con Norwegian», ha explicado el máximo ejecutivo de Lufthansa Group, que apuesta por “impulsar la consolidación, porque en tiempos de altos precios de queroseno, los fuertes se vuelven más fuertes y los más débiles más débiles».

IAG rechaza entrar en una guerra de opas

La primera en hacer público su interés por Norwegian fue IAG, que incluso tomó una participación accionarial del 4,6% como primer paso para una eventual opa posterior por el 100% del capital. La dirección de Norwegian asegura que la dueña de Iberia y Vueling ha presentado ya dos ofertas de compra que, por ser demasiado bajas, el consejo del grupo noruego ha rechazado.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, se hizo el duro la semana pasada ante la junta de accionistas del grupo y descartó su interés de participar en un guerra de opas por Norwegian. “Seguimos abiertos sobre Norwegian, pero no es una operación que estemos obligados a realizar y no participaremos en absoluto en una batalla de ofertas”, sentenció.

Norwegian: viable siendo independiente

Desde Norwegian se ha venido confirmando “aproximaciones formales” por parte de otras compañías además de IAG. Incluso la compañía ha desvelado que antes de los contactos con la propietaria de Iberia mantuvo conversaciones con Ryanair que no fructificaron (un acercamiento que la propia Ryanair desmiente y niega cualquier interés en la compra).

“Norwegian es una compañía muy apetecible”, subrayó en un encuentro con la prensa el director de Relaciones Institucionales de Norwegian en España, Alfons Claver. “Está muy bien posicionada en dos mercados como el nórdico y el mercado de largo radio de bajo coste, que ahora muchos imitan, y a lo que se suma un gran pedido de aviones que permitirá posicionarse en muchos mercados. Entendemos que seamos una compañía que genera gran interés”.

Sin embargo, Norwegian advierte a los que llaman a su puerta para una adquisición que es “perfectamente viable” como compañía independiente (a pesar de las pérdidas y de su enorme deuda, que el grupo vincula con su fuerte crecimiento y su macropedido de nuevos aviones).