Economía | Empresas

Norwegian ha rechazado ya dos ofertas de compra de la dueña de Iberia y Vueling

logo
Norwegian ha rechazado ya dos ofertas de compra de la dueña de Iberia y Vueling
Un avión de la aerolínea Norwegian.

Un avión de la aerolínea Norwegian. Norwegian.

Resumen:

Norwegian dice no a la fusión con IAG. Y lo ha hecho ya por dos veces. El consejo de administración del grupo aéreo escandinavo ha rechazado en los últimos días las dos ofertas de compra que ha presentado el holding que agrupa a Iberia, Vueling, British Airways y Aer Likngus. Las calabazas se han adoptado por unanimidad en el consejo de Norwegian por considerar que “infravaloraban” al grupo, según ha desvelado la compañía nórdica en un comunicado. “El consejo de administración de Norwegian continúa plenamente comprometido con la ejecución de su estrategia establecida, y en beneficio de todos los accionistas de Norwegian”, ha sentenciado. El grupo escandinavo salía así al paso de las declaraciones del consejero delegado de IAG, Willie Walsh, que en la presentación de resultados trimestrales del holding ha confirmado que se habían mantenido ya contactos con Norwegian pero que de momento no se había alcanzado a un acuerdo.

Norwegian dice no a la fusión con IAG. Y asegura que lo ha hecho ya por dos veces. El consejo de administración del grupo aéreo escandinavo ha rechazado en los últimos días dos ofertas de compra que ha presentado el holding que agrupa a Iberia, Vueling, British Airways y Aer Likngus. IAG, en cambio,  tiene otra versión: sólo reconoce que ha habido contactos, pero que no se ha presentado formalmente ninguna oferta.

Las calabazas se han adoptado por unanimidad en el consejo de Norwegian por considerar que “infravaloraban” al grupo, según ha desvelado la compañía nórdica en un comunicado. “El consejo de administración de Norwegian continúa plenamente comprometido con la ejecución de su estrategia establecida, y en beneficio de todos los accionistas de Norwegian”, ha sentenciado.

El grupo escandinavo salía así al paso de las declaraciones del consejero delegado de IAG, Willie Walsh, que en la presentación de resultados trimestrales del holding ha confirmado que se habían mantenido ya contactos con Norwegian pero que de momento no se había alcanzado a un acuerdo. Posteriormente, el propio Walsh ha apuntado que su grupo no transmitido ninguna oferta.

IAG desveló hace tres semanas que había entrado ya en el capital de Norwegian con la compra de una participación del 4,61% y que se trataba de un primer movimiento de cara a una oferta de compra para tomar el control de su rival. Hasta ese momento no había existido ningún contacto entre ambas compañías, y la dirección del grupo nórdico aseguró que el movimiento le había pillado completamente por sorpresa.

El consejero delegado de la aerolínea noruega, Bjorn Kjos, y el presidente del consejo, Bjorn Halvor Kise, controlan conjuntamente el 26,8% del capital, mientras que el fondo de pensiones del Estado noruego cuenta con una participación del 6,1% (Folketrygfondet).

La posición de la dirección ha ido virando en las últimas semanas: empezó siendo una negativa tajante a cualquier operación, pero ahora existe disposición a negociar si el precio es atractivo. Aunque parece que de momento no lo es. El consejero delegado también ha deslizado en los últimos días que existen otros grupos interesados en la compra de Norwegian y que así se lo han trasladado a la compañía.

Norwegian entró en números rojos el año pasado, con unas pérdidas de 31 millones de euros, por los enormes costes asumidos en la ampliación de su flota de aviones y la expansión de rutas tanto en Europa como hacia Estados Unidos y Latinoamérica. Unos proyectos que han disparado la deuda del grupo dirigido por Bjorn Kjos hasta superar los 2.600 millones de euros, lo que ha hecho que su cotización en bolsa viniese registrando caídas desde hace meses.

Un gigante europeo

Una fusión de ambos grupos crearía un gigante que disputaría de igual a igual el liderazgo de la aviación europea a Lufthansa (que acaba de desbancar a Ryanair como mayor grupo aéreo por pasajeros del continente, y la unión de IAG y Norwegian serviría para empatar con la alemana en el entorno de los 130 millones de viajeros). Pero sobre todo daría un vuelco a un negocio tan estratégico para los grandes grupos como es el de las rutas de largo recorrido.

Norwegian se estrenó hace cinco años en la actividad de las conexiones intercontinentales y en este tiempo se ha convertido en una auténtica amenaza para los gigantes del sector al trasladar la estrategia de bajo coste al segmento del largo recorrido. Para British Airways y para Iberia las rutas de largo recorrido a América (a EEUU y Latinoamérica, respectivamente) supone de largo el mayor de sus negocios, así la compra de Norwegian les permitiría fulminar un rival y posicionarse mejor en los vuelos transatlánticos de bajo coste.

Además, la integración de Norwegian permitiría a IAG reforzarse en el norte de Europa, un mercado en el que no tiene una amplia presencia, y potenciar de un plumazo también en el bajo coste continental, un negocio en el que la aerolínea noruega se ha colocado como tercera mayor low cost europea –sólo por detrás de Ryanair e easyJet- y en el que compite directamente con Vueling y con Iberia Express.