Economía | Empresas

Ryanair cede terreno con sus rivales en España antes de la mayor huelga de su historia

El gigante de bajo coste sigue creciendo en el mercado español, pero a menor ritmo que sus grandes competidores.

logo
Ryanair cede terreno con sus rivales en España antes de la mayor huelga de su historia
Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair.

Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair. Efe

Resumen:

Ryanair es desde hace siete años la mayor aerolínea de España por número de pasajeros. La ventaja que mantiene sobre las aerolíneas que le siguen en el ranking nacional es tan holgada, que no existen dudas de que mantendrá el liderazgo.

De momento, Ryanair ve cómo sus grandes rivales en España le están comiendo terreno y crecen con más fuerza. La aerolínea irlandesa ha transportado en el mercado español a mitad de año casi 19,4 millones de pasajeros, lo que supone un incremento del 8,5% en relación al pasado año.

Vueling, el grupo Iberia (la suma de Iberia y su filial de bajo coste Iberia Express, con la que se reparte las rutas) y, a mucha más distancia, incluso también Air Europa, Norwegian o Jet2.com se apuntan hasta junio aumentos del tráfico de pasajeros en España superiores a los de la compañía comandada por Michael O’Leary, que ha empezado a frenar su crecimiento.

Vueling ha elevado en el primer semestre del año casi un 14% sus pasajeros, hasta 12,2 millones; la suma de Iberia y Express se apuntan un alza del 12%, hasta 10,2 millones de viajeros; la británica easyJet prácticamente empata el ritmo de crecimiento con Ryanair, un 8,2%, hasta 7,6 millones de pasajeros; e incluso Air Europa, que venía frenando desde hace tiempo, crece más de un 9% en lo que va de año, hasta 5,4 millones de usuarios.

En los últimos dos meses el crecimiento de Ryanair ha frenado. Hasta abril, el gigante del bajo coste crecía a un ritmo del 10,6%, muy por encima de sus rivales. Las tornas han cambiado a las puertas de la que será la mayor huelga en la historia de la compañía, con dos jornadas de paros convocadas por los sindicatos de azafatos de ambos países los próximos 25 y 26 de julio.

Ryanair es desde hace siete años la mayor aerolínea de España por número de pasajeros. La ventaja que mantiene sobre las aerolíneas que le siguen en el ranking nacional es tan holgada, que no existen dudas de que mantendrá el liderazgo e incluso aún no es descartable que acabe el año marcando un récord con más de 40 millones de pasajeros en el conjunto de 2018. Eso si nada (más) se tuerce.

De momento, Ryanair ve cómo sus grandes rivales en España le están comiendo terreno y crecen con más fuerza. La aerolínea irlandesa ha transportado en el mercado español a mitad de año casi 19,4 millones de pasajeros, lo que supone un incremento del 8,5% en relación al pasado año.

Vueling, el grupo Iberia (la suma de Iberia y su filial de bajo coste Iberia Express, con la que se reparte las rutas) y, a mucha más distancia, incluso también Air Europa, Norwegian o Jet2.com se apuntan hasta junio aumentos del tráfico de pasajeros en España superiores a los de la compañía comandada por Michael O’Leary, que ha empezado a frenar su crecimiento.

Vueling ha elevado en el primer semestre del año casi un 14% sus pasajeros, hasta 12,2 millones; la suma de Iberia y Express se apuntan un alza del 12%, hasta 10,2 millones de viajeros; la británica easyJet prácticamente empata el ritmo de crecimiento con Ryanair, un 8,2%, hasta 7,6 millones de pasajeros; e incluso Air Europa, que venía frenando desde hace tiempo, crece más de un 9% en lo que va de año, hasta 5,4 millones de usuarios.

En los últimos dos meses el crecimiento de Ryanair ha frenado. Hasta abril, el gigante del bajo coste crecía a un ritmo del 10,6%, muy por encima de sus rivales. Las tornas han cambiado a las puertas de la que será la mayor huelga en la historia de la compañía, con dos jornadas de paros convocadas por los sindicatos de azafatos de ambos países los próximos 25 y 26 de julio.

Más de 4.000 tripulantes de cabina (TCP) están convocados a la huelga en Italia, Bélgica, Portugal y también en España (con 1.800 azafatos) en protesta por las condiciones laborales en la compañía, singularmente por la aplicación a toda la plantilla del marco laboral irlandés y no de cada uno de los países en que tienen su base de operaciones los trabajadores. Ryanair sorteó las huelgas de pilotos en las fiestas de Navidad a base de mejoras laborales, de momento en el caso de los tripulantes los avances son insuficientes.

El verano de huelgas (este mismo jueves se registró una huelga de pilotos de la compañía en Irlanda) llega después de meses de crisis operativa en que Ryanair tuvo que cancelar 20.000 vuelos en los pasados septiembre y marzo para reorganizar sus operaciones por la falta de pilotos, que habían aceptado las mejores condiciones que les ofrecían en otras aerolíneas. Unas cancelaciones masivas que hicieron que Ryanair perdiera la condición de mayor aerolínea europea por pasajeros, desbancada por el Grupo Lufthansa.