Economía | Empresas

No habrá huelga del personal de tierra en todos los aeropuertos de España en plena 'operación salida'

Los sindicatos UGT, CCOO y USO alcanzan un acuerdo con la patronal del handling Aseata para un nuevo convenio colectivo del sector.

Dos trabajadores en una de las pistas de Barajas.

Dos trabajadores en una de las pistas de Barajas. EP

El sector aéreo cierra uno de los conflictos laborales que prometían con complicar la operación salida en los aeropuertos. Los sindicatos UGT, CCOO y USO han alcanzado un acuerdo con la patronal de las empresas de asistencia en tierra de los aeropuertos, Aseata, sobre un nuevo convenio colectivo.

Se disipa así la amenaza de huelga a la que se iba a convocar a los 60.000 empleados del sector de handling  en todos los aeropuertos españoles de la red del grupo público Aena. La convocatoria de huelga no se había concretado, pero estaba prevista para el 29 o el 31 de julio próximos.

Patronal y sindicatos habían acercado posturas en su primera reunión ante el Servicio Interconfederal de Medicación y Arbitraje (SIMA) y han sellado un acuerdo en el segundo encuentro celebrado este viernes para firmar previsiblemente en septiembre el nuevo convenio colectivo del sector del handling.

El acuerdo desbloquea los puntos más conflictivos de la negociación del nuevo convenio: las condiciones de subrogación de empleados entre empresas y los complementos salariales por jornada irregular o nocturnidad. Las negociaciones para un nuevo convenio colectivo llevaban dos años bloqueadas, y con el pacto de este viernes se asienta el punto de partida sobre el que redactar el nuevo convenio.

El sector aéreo aún se enfrenta a otras huelgas la próxima semana. Ryanair cancelará unos 400 vuelos en España los próximos 25 y 26 de julio por los paros de sus azafatos. Y los conflictos laborales en el sector de la asistencia en tierra en los aeropuertos aún tiene otros frentes abiertos: el personal de tierra de Iberia en el aeropuerto de Barcelona está llamado a paros el 27 y 28 de julio y el 3 y 4 de agosto, y la plantilla de la empresa WFS (cuyo principal cliente es Norwegian) está convocada a una huelga indefinida que arrancará el 26 de julio.

Comentar ()