Economía

Banca March compra clientes a BNP y ahora negocia quedarse con 11 de sus asesores

El grupo mallorquín compra el negocio de clientes de BNP con menor patrimonio para compensar las fugas de dinero sufridas desde 2017

logo
Banca March compra clientes a BNP y ahora negocia quedarse con 11 de sus asesores
Banca March

Banca March EP

Resumen:

Banca March anunció el jueves la compra la actividad affluent de BNP, compuesta por en torno a 12.000 clientes con un patrimonio conjunto de 550 millones de euros. Ahora, en el merco del mismo acuerdo, cierra los flecos para quedarse con 11 asesores financiero que, hasta ahora, trabajaban en el banco francés, según ha podido saber El Independiente.

El propio comité de empresa informó el jueves a la plantilla de que el acuerdo alcanzado entre los March y BNP podría afectar a 11 empleados.

En virtud de la recién acordada transacción, pendiente de la aprobación de los reguladores, BNP traspasa al banco de la familia March clientes con un saldo medio de 450.000 euros.

El grupo galo hace un movimiento que denota su apuesta por las grandes fortunas, deshaciéndose de los clientes con patrimonios por debajo del mínimo requerido para formar parte del segmento de banca privada.

Esta transacción permite a March compensar la pérdida de negocio sufrida en el último año y medio, tras la salida de decenas de profesionales.

Banca March anunció el jueves la compra la actividad affluent de BNP, compuesta por en torno a 12.000 clientes con un patrimonio conjunto de 550 millones de euros. Ahora, en el merco del mismo acuerdo, cierra los flecos para quedarse con 11 asesores financiero que, hasta ahora, trabajaban en el banco francés, según ha podido saber El Independiente. El propio comité de empresa informó el jueves a la plantilla de que el acuerdo alcanzado entre los March y BNP podría afectar a 11 empleados.

En virtud de la recién acordada transacción, pendiente de la aprobación de los reguladores, BNP traspasa al banco de la familia March clientes con un saldo medio de 450.000 euros. El grupo galo hace un movimiento que denota su apuesta por las grandes fortunas, deshaciéndose de los clientes con patrimonios por debajo del mínimo requerido para formar parte del segmento de banca privada.

Esta transacción permite a March compensar la pérdida de negocio sufrida en el último año y medio, tras la salida de decenas de profesionales. UBS, Orienta Capital, Diaphanum, Andbank, Bakinter y Arcano figuran entre las firmas que más talento han atraído procedente del grupo mallorquín.

Las negociaciones llevan sobre la mesa, al menos, cinco meses. El proceso se dilató por escollos legales que afectaban a la protección de datos de los clientes que serán traspasados a March. El acelerón para cerrar la operación obligó a la cúpula de BNP en Madrid a regresar anticipadamente de sus vacaciones.

Fuga de talento

Entre los últimos profesionales en abandonar March figura Anna Olsina, directora territorial de la Península de la entidad y número dos de la división de banca privada de March. Este mes de septiembre se ha incorporado en septiembre a Andbank.

Paralelamente, Bankinter ha reforzado su posición en Levante y Zaragoza con el grueso del equipo de banqueros privados de March de Valencia y de la capital aragonesa. Entre los que acaban de unirse al proyecto de Bankinter en Valencia figuran Pepe Saborit, David Jerez, Rafael Alapont, Ignacio López Roselló y Alejandro García Serrano. Al equipo de Zaragoza se ha incorporado José María de la Dehesa y Borja Arsuaga.

A principios de este año, el equipo que diseña los productos de coinversión de March, con Jon Garaiyurrebaso al frente, se incorporó a Arcano.

Unos días antes, Diaphanum, la firma de inversión independiente que lidera Rafael Gascó, fichó a todo el equipo de March en la delegación de Bilbao, capitaneado por Luis Guzmán e integrado por Diego Corral, Arantxa Mínguez y Florentino Lecanda. También incorporó al que fuera responsable de la oficina de Vitoria, Jon Armentia. Con estos cinco profesionales, ya son 15 los profesionales que en el último año han dejado el grupo presidido por Juan March.

No fueron las únicas salidas en ese periodo. En enero, Jokin Ubillos, José Ignacio Esnal y Marta Bergareche, procedentes de la sucursal de San Sebastián de Banca March, ficharon por  Orienta Capital.

También dejó el banco a principios de 2018, con destino al banco Santander, Jordi Planell, responsable de banca patrimonial en Barcelona, una de las regiones claves para el banco.

El movimiento más llamativo fue la docena de banqueros privados de la oficina de Madrid que se sumó al grupo suizo UBS a la vuelta del pasado verano. Los ejecutivos, encargados de gestionar el dinero de clientes con elevados patrimonio, controlaban en March una cartera de más de 2.000 millones y fuentes del mercado señalan que el objetivo marcado por UBS es que los nuevos fichajes capten en torno a 800 millones en los próximos cuatro años, de los que cientos deberían proceder de su antigua casa.