Economía

El Gobierno estudia descartar Villar de Cañas y buscar otra ubicación para el cementerio nuclear

El Ministerio para la Transición Ecológica ve imprescindible un almacén centralizado, pero congela el proyecto de Cuenca y aplaza la decisión definitiva hasta tener un nuevo plan nacional de residuos radiactivos en 2019.

logo
El Gobierno estudia descartar Villar de Cañas y buscar otra ubicación para el cementerio nuclear
El municipio de Villar de Cañas, en Cuenca, donde está previsto construir el almacén centralizado de residuos nucleares.

El municipio de Villar de Cañas, en Cuenca, donde está previsto construir el almacén centralizado de residuos nucleares. Europa Press

Resumen:

El Gobierno se ha propuesto hacer una revisión total del proyecto para construir un almacén de residuos nucleares en Villar de Cañas. El Ministerio para la Transición Ecológica de momento ya ha paralizado el proceso para obtener la autorización de construcción y ha solicitado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que congele la tramitación del informe técnico acerca de ese permiso.

Antes de tomar una decisión definitiva sobre el futuro del proyecto, el Ejecutivo va a estudiar las inversiones ya realizadas para impulsar el cementerio nuclear (de 73 millones de euros desde 2012) y analizar de arriba abajo el proyecto para “anteponer los criterios técnicos, el interés general y la seguridad de los ciudadanos”.

La ministra Teresa Ribera ya anticipó la semana pasada en el Congreso de los Diputados que  esa decisión definitiva puede contemplar “otras posibilidades técnicas para la gestión de residuos radiactivos en España”.

Y entre esas posibilidades técnicas alternativas el Gobierno no descarta acabar desechando la opción de Villar de Cañas y buscar una nueva localización para acoger el almacén en que se guardarán durante décadas los residuos de las centrales nucleares españolas, según confirman a El Independiente fuentes ministeriales.

El Gobierno se ha propuesto hacer una revisión total del proyecto para construir un almacén de residuos nucleares en Villar de Cañas. El Ministerio para la Transición Ecológica de momento ya ha paralizado el proceso para obtener la autorización de construcción y ha solicitado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que congele la tramitación del informe técnico acerca de ese permiso.

Antes de tomar una decisión definitiva sobre el futuro del proyecto, el Ejecutivo va a estudiar las inversiones ya realizadas para impulsar el cementerio nuclear (de 73 millones de euros desde 2012) y analizar de arriba abajo el proyecto para “anteponer los criterios técnicos, el interés general y la seguridad de los ciudadanos”.

La ministra Teresa Ribera ya anticipó la semana pasada en el Congreso de los Diputados que  esa decisión definitiva puede contemplar “otras posibilidades técnicas para la gestión de residuos radiactivos en España”.

Y entre esas posibilidades técnicas alternativas el Gobierno no descarta acabar desechando la opción de Villar de Cañas y buscar una nueva localización para acoger el almacén en que se guardarán durante décadas los residuos de las centrales nucleares españolas, según confirman a El Independiente fuentes ministeriales.

Habrá almacén centralizado

En España habrá un almacén centralizado de residuos radiactivos. El Gobierno no se plantea cambiar de estrategia en la gestión de residuos y dejarlos en los almacenes con que cuentan (o contarán) cada una de las centrales nucleares españolas. Se sigue considerando imprescindible construir un almacén temporal centralizado (ATC), pero no tiene por qué ser el proyecto que se ha impulsado hasta ahora y ya no se descarta cambiar su localización.

La ministra denunció la “opacidad” y las “anomalías” del proceso para autorizar el almacén conquense tanto por parte del anterior Gobierno como del propio CSN, llegando a criticar la “instrumentalización” del supervisor para impulsar el proyecto. Los propios técnicos del CSN han puesto en duda la calidad de los terrenos elegidos para construir el cementerio nuclear. Unas dudas confirmadas posteriormente por estudios externos.

La decisión, en 2019

Ribera confirmó ante el Congreso que no se adoptará una decisión definitiva sobre el futuro del almacén de Villar de Cañas hasta elaborar un nuevo Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR), del que habrá un borrador a principios de 2019 y se espera poder aprobarlo formalmente en algún momento del próximo año. El actual PGRR se elaboró en 2006 y está caducado desde 2010.

La ministra negó que sea urgente tomar una decisión sobre el almacén nuclear, dado que todas las centrales nucleares españolas tienen su propio almacén individual (ATI), o está en construcción o está en proceso de aprobarse la misma.

“Tenemos margen para seguir usando temporalmente los ATI [almacenes temporales individualizados]”, dijo la ministra, dado que aún pueden seguir aceptando nuevos residuos producidos por las centrales. “Pero no se puede sustituir el almacén centralizado por los ATI. (…) No puede gestionarse así durante mucho tiempo. La gestión de los residuos nucleares sigue exigiendo la construcción de un almacén centralizado”, subrayó.