Economía

Las bajas mortales en la construcción crecen casi un 10% con la recuperación del sector

Desde que el ladrillo comenzase a remontar en 2014, el número de muertes en el sector y el total de bajas por accidente laboral han crecido un 9,59% y un 42,59%, respectivamente

El empleo vuelve a crecer con fuerza en el sector de la construcción

Operarios de la construcción trabajando en una obra. Europa Press

El derrumbe parcial de las obras de remodelación del hotel Ritz en Madrid, que ha causado un muerto y al menos once heridos de diversa consideración, se ha producido tras venirse abajo un forjado que ha arrastrado un andamio de un patio interior del hotel madrileño en el que los obreros llevaban trabajando desde hace meses, según fuentes de la Policía Municipal y de Emergencias de Madrid.

El accidente ocurrido en el Ritz, cerrado desde el pasado 28 de febrero, es una muestra más de una tendencia que viene produciéndose aparejada a la bonanza que experimenta el sector de la construcción desde 2014, cuando volvió a superar la franja del millón de ocupados: el (también) progresivo crecimiento de los accidentes laborales.

El ladrillo, uno de los sectores más golpeados por la crisis económica (entre 2008 y 2012 se destruyeron 2.888.400 empleos, el 52,9% de los cuales dentro de la división de la construcción) está viviendo ahora una época de bonanza, ya que vuelve a dar empleo a más de 1,2 millones de personas en el segundo trimestre de 2018 (un 5,5% más que en el primer trimestre) tras cerrar 2017 con un crecimiento del 7,8% gracias a la redención de la edificación y la aún suave recuperación de la obra civil, según datos de Randstad.

En concreto, hasta junio de este año, el sector genera 170.000 puestos de trabajo en la Comunidad de Madrid (un 13,2% superior respecto a 2017) y se posiciona como la cuarta autonomía que más crece en el ladrillo.

Como contrapunto a estos datos, la siniestralidad laboral también ha tenido su particular crecimiento entre los profesionales del sector, rompiendo la tendencia a la baja registrada durante los años de la crisis económica.

De hecho, entre 2014 y 2017, el número de accidentes mortales producidos durante la jornada laboral creció un 9,59% en términos absolutos y, en cuatro años, solo ha registrado un descenso en 2016, año en que las bajas mortales se quedaron en 64 frente a las 78 registradas en 2015. Sin embargo, volvieron a aumentar un 25% hasta situarse en las 80 muertes a cierre de 2017.

De enero a julio de 2018 -últimos datos oficiales conocidos- el sector ha registrado un total de 44 muertes (cinco menos que durante el mismo período de 2017), según datos del Ministerio de Trabajo. A esta cifra habría que sumar otros nueve fallecidos in itinere, esto es, personas que perdieron la vida durante el desplazamiento a su puesto de trabajo.

Asimismo, el número total de accidentes laborales de cualquier índole durante la jornada laboral en el sector de la construcción ha aumentado nada menos que un 42,59% desde 2014, y solo durante los primeros siete meses del año se han registrado 38.543 bajas (a las 44 muertes se suman 458 accidentes graves y 38.041 leves), un 13,1% superior al dato registrado en 2017 durante este mismo periodo. A cierre del pasado ejercicio, la construcción se convirtió también en el sector cuyo índice de incidencia -numero de accidentes por cada cien mil trabajadores- más creció respecto al resto de sectores, con un aumento del 6% respecto al año anterior.

La Comunidad de Madrid se posiciona como la tercera comunidad autónoma donde más bajas laborales se producen en el ladrillo, con 5.934, solo superada por Cataluña, con 6.024 bajas y Andalucía, que lidera con 7.081 incidentes.

Sindicatos, en pie de guerra

El accidente laboral del Ritz, ocurrido a las 16:10 horas de ayer, coincidió con una concentración que tuvo lugar por la mañana en Cibeles para denunciar «el muro de silencio» en los accidentes laborales, convocada por los sindicatos UGT y CCOO.

Los sindicatos han manifestado que estos accidentes podrían haberse evitado de haberse cumplido la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. «No queremos que el aumento de la actividad económica en la Comunidad de Madrid en todos los sectores se traduzca en un incremento de los trabajadores muertos en la jornada laboral», ha señalado López Reillo.

En el acto, en el que participaron un centenar de personas, los sindicatos achacaban el aumento de la siniestralidad laboral a la precariedad y los ritmos y cargas de trabajo que ha generado la reforma laboral de 2012, e instan al cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales ante la conducta de algunos empresarios de no invertir en la protección de sus trabajadores.

El secretario general de UGT de Madrid, Luis Miguel López Reillo, ha propuesto un pacto de Estado para que las Administraciones refuercen los medios humanos y económicos para prevenir este tipo de accidentes, unas declaraciones que cobran fuerza tras incidentes como el reciente en el hotel Ritz o el derrumbe de un edificio en obras en el barrio de Chamberí el pasado 22 de mayo, que se cobró dos muertos.

 

Comentar ()