Economía

Google recurre la multa récord de 4.340 millones impuesta por la Comisión Europea

logo
Google recurre la multa récord de 4.340 millones impuesta por la Comisión Europea

Entrada de la sede de Google en Mountain View, California.

Resumen:

Ha sido casi en el descuento, a punto de expirar el plazo, pero Google ha confirmado que recurrirá ante los tribunales la multa récord que le impuso la Comisión Europea por abusar de su poder para llevar a cabo prácticas ilegales en Android, el sistema operativo para dispositivos móviles creado por la compañía.

Las autoridades de Competencia del ejecutivo comunitario, con la comisaria Margrethe Vestager a la cabeza, determinaron que el gigante de internet incurría en una ilegalidad cuando pagaba a los fabricantes para que instalaran por defecto en todos los móviles con Android el buscador Google Chrome y el resto de apps de Google.

Esto era bastante habitual. Todos los usuarios del sistema operativo más popular del mundo, que acaba de cumplir 10 años de vida, están ya acostumbrados a las aplicaciones que, sin importar la marca del teléfono, vienen instaladas por defecto. Y eso, según la Comisión Europea, va en contra de la libre competencia.

Así, Vestager y su departamento, que llevan tiempo embarcados en una suerte de cruzada contra los gigantes estadounidenses, impusieron una multa récord a Google: 4.340 millones de euros, además de la obligación de dar carpetazo a esto tipo de prácticas.

Como era de esperar, el gigante de Mountain View no se ha quedado de brazos cruzados y ha puesto a trabajar a su considerable departamento jurídico para intentar reducir lo máximo posible la cuantía de la sanción. Según The Wall Street Journal, ya han presentado todo el papeleo necesario para el recurso.

Además de tener que afrontar una multa, Google gasta cada vez más dinero para que los fabricantes de teléfonos móviles incluyan sus servicios por defecto. En el primer trimestre del año 2018, el buscador abonó a su competencia directa casi 6.300 millones de dólares, casi 5.500 millones de euros al cambio actual, para que Google Chrome, por ejemplo, siga siendo el buscador de referencia en Android.

¿Nuevas sanciones?

El de abuso de mercado con Android sólo es el segundo de los tres casos que la Comisión Europea abrió contra Google. El primero de ellos se saldó con una sanción de 2.400 millones de euros por, una vez más, abuso de poder con Google Shooping, y todavía falta por saber qué ocurrirá con el tercero en discordia, en el que Competencia investiga la gestión que hace la compañía de la publicidad.

De momento, los procesos ya resueltos, si bien este segundo todavía tiene recorrido con la apelación, le han costado a Google poco más de 6.700 millones de dólares, casi 5.850 millones de euros. La factura no es pequeña.

Las multas no son un problema especialmente grande para las arcas de la compañía, pues Google tarda menos de 20 días en facturar los suficiente como para hacer frente a dichos pagos, pero sí que demuestra que las autoridades continentales vigilan sus pasos y de que deben andarse con cierto cuidado.