Economía | Empresas

Ryanair baja su previsión de beneficio dos veces en tres meses y no descarta otra rebaja

Desde octubre ha rebajado su estimación de beneficio anual en 250 millones y admite unas pérdidas extraordinarias de 140 millones por su entrada en Lauda. Y admite que puede volver a rebajarla por el Brexit.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary. Efe

Ryanair rebaja su previsión de beneficio para su año fiscal. Otra vez. Lo hizo el pasado octubre por el fuerte impacto en sus cuentas que estaba teniendo las sucesivas huelgas de pilotos y azafatos en varios países (entre ellos España). Y lo hace ahora de nuevo achacándolo a la guerra de precios que vive el sector aéreo en Europa y los esfuerzos que está haciendo para rebajar las tarifas y competir con sus rivales.

La nueva estimación de beneficio para el año fiscal (que cierra el 31 de marzo) se sitúa en una horquilla entre los 1.000 y los 1.100 millones de euros, frente a la previsión de entre 1.100 y 1.200 millones que estableció el pasado octubre y que ya rebajaba la guía inicial que contemplaba que la compañía ganara entre 1.250 y 1.350 millones en todo el ejercicio.

En poco más de tres meses la dirección de Ryanair ha rebajado su estimación de beneficio en 250 millones de euros. Pero el beneficio neto anual será aún menor, ya que en esa previsión la aerolínea no incluye las pérdidas extraordinarias que registrará por su entrada en la austriaca Lauda y la inyección de capital para impulsarla, que supondrán un agujero de 140 millones (hasta ahora la estimación era de 150 millones en pérdidas, que se ha rebajado porque el negocio de la nueva filial –heredera de la antigua Niki- está siendo mejor del previsto).

Ryanair subraya que la guerra de precios en que se ha instalado el sector aéreo europeo está haciendo que las tarifas medidas estén siendo más bajas de lo esperado. La aerolínea irlandesa presume de que sigue creciendo en tráfico de pasajeros y que los ingresos por servicios auxiliares también suben. “Lo que hacemos es trasladar estos beneficio en forma de tarifas más bajas”, explica Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair, para justificar el segundo profit warning desde octubre.

Sin embargo, Ryanair avisa de que puede haber nuevas rebajas de estimación de beneficio anual. “No podemos descartar tener que recortar aún más las tarifas y/o bajar ligeramente la previsión para el año completo si el Brexit o la seguridad se desarrollan de manera inesperada, lo que impactaría de manera adversa en el ingreso por pasajero de aquí a marzo”, apunta O’Leary.

Comentar ()