Economía

Grecia regresa triunfante a los mercados de deuda: recibe demanda por 10.000 millones

El país ha vendido 2.500 millones de euros en un bono a 5 años, el primero que emite desde que finalizó su rescate

logo
Grecia regresa triunfante a los mercados de deuda: recibe demanda por 10.000 millones
Regreso triunfal de Grecia a los mercados de deuda: recibe demanda de más de 10.000 millones.

Banderas de Grecia frente al Parlamento, en Atenas, en una foto de archivo. EFE

Resumen:

Grecia ya no es un nombre prohibido en los mercados financieros. Los inversores han dado este martes una cálida bienvenida al país heleno a los mercados de deuda, en la que ha sido su primera emisión desde que finalizó, el pasado verano, su tercer plan de rescate.

Tras varias semanas anunciando su retorno al mercado, las autoridades griegas han marcado este martes como el día indicado para celebrar un hito que marca un paso clave en la lucha de Grecia por recuperar la autosuficiencia financiera, tras ocho años sometida al escrutinio -y sustento- de sus acreedores europeos y el FMI.

Y en lo que se presentaba como un test clave sobre la confianza los resultados han sido más que satisfactorios. El país ha logrado colocar 2.500 millones de euros de un bono con vencimiento a 5 años y con una demanda que ha llegado a sobrepasar los 10.000 millones de euros, según datos de Bloomberg.

El 3,6% pagado para colocar la deuda supera con mucho los tipos del resto de países europeos

La emisión «superó todas nuestras expectativas», celebró el ministro de Economía heleno, Euclid Tsakalotos. Con esta colocación Grecia ha cubierto ya el 36% de todas sus necesidades de financiación para el conjunto de 2019, estimadas en 7.000 millones de euros

La operación ha sido seguida con especial interés en Bruselas, donde el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, advertía recientemente que el país «no tiene mucho margen de maniobra ni mucho margen de error».

Para atraer el interés inversor, el país ha tenido a su favor una rentabilidad sin parangón en el mercado. Los títulos de Grecia se han colocado a un tipo de interés del 3,6%, una tasa que resalta frente al 0,22% que paga España a ese mismo plazo, el 0,48% de Portugal y hasta el 1,55% de Italia.

En un entorno en el que escasean los activos que ofrezcan una rentabilidad atractiva, los tipos pagados por el Tesoro heleno han atraído el interés de un elevado número de inversores y le han permitido capear los recelos que aún despierta su situación financiera, con una deuda sobre el PIB que ronda el 180%.

En contra de la confianza en Grecia también juegan las crecientes dudas sobre la situación económica de Europa, que da síntomas de un frenazo que podría volver a poner en el disparadero a las economías más débiles de la región.

Sin embargo, ante esta situación el Gobierno heleno de Alexis Tsipras puede arguir los notables logros económicos obtenidos a lo largo de los últimos años, y que han sido valoradas por distintas instituciones como las principales agencias de rating. Este mismo enero, S&P situaba en perspectiva positiva la nota que otorga a la deuda del país, resaltando el ventajoso perfil de deuda del país (en términos de vencimientos y costes) y unas perspectivas económicas estables, con una previsión de crecimiento del 2,4% de media entre 2019 y 2022.

La buena evolución de la economía helena permite capear los recelos por la desaceleración de la Eurozona

Y en el mismo sentido, los analistas de ING destacaban recientemente que «la recuperación económica griega continúa a un ritmo decente, independientemente de la intensificación de las señales de una desaceleración proveniente de países de la Eurozona», gracias a la favorable evolución del consumo interno.

Una de las reformas fundamentales pendientes para la economía griega es la limpieza de los balances de su banca. Y precisamente la posibilidad de emplear el dinero captado en la emisión de este martes en la constitución de un vehículo que, a modo de banco malo, permita a las entidades helenas transferir los activos improductivos que mantienen en sus balances es una de las posibilidades que se le abren ahora al Gobierno de Tsipras.

La buena acogida a la emisión de este martes ha favorecido una rebaja de la prima de riesgo en los mercados secundarios, hasta los 377 puntos, frente a los 385 del día anterior. Desde el inicio del año, este diferencial con Alemania se ha estrechado en casi 40 puntos básicos, evidenciando el creciente apetito de los inversores por la deuda del país.