Economía LA PRODUCCIÓN HIDROELÉCTRICA CASI SE DUPLICA TRAS UN AÑO DE SEQUÍA

España produce el 40% de su electricidad con renovables y reduce un 15% la emisión de CO2

La producción eléctrica libre de emisiones, en la que se incluye también la nuclear, supera el 62% en 2018.

logo
España produce el 40% de su electricidad con renovables y reduce un 15% la emisión de CO2
Aerogeneradores de un parque eólico.

Aerogeneradores de un parque eólico. REE

Resumen:

La electricidad que se produce en España fue el año pasado más limpia. El 40,1% de toda la producción de electricidad de la Península (Canarias y Baleares se contabilizan como sistemas energéticos independientes) utilizó fuentes renovables, 6,4 puntos más en sólo un año (33,7% en 2017), según el avance del informe del sistema eléctrico de 2018 de Red Eléctrica de España (REE).

La mayor aportación de las renovables fue consecuencia del fuerte incremento del 85% que registró la hidroeléctrica, tras el año de frenazo que fue 2017 por la sequía, y por la creciente aportación de la eólica (segunda mayor fuente con el 19% del total). Ambos crecimientos hicieron que el uso de las centrales de carbón cayera un 18% y la de los ciclos combinados (que queman gas natural) descendiera un 22%.

La generación eléctrica libre de emisiones, en la que se incluye también la de las centrales nucleares (la mayor fuente de energía con el 20,6% del total), alcanzó el año pasado el 62,5% de la producción total peninsular, frente al 57% del año anterior.. Gracias al avance en generación limpia el sector eléctrico recortó un 15% sus emisiones de CO2, hasta las 54,2 millones de toneladas en todo el ejercicio.

«El significativo aumento de la generación renovable, y la consiguiente reducción de emisiones de CO2, indican que España camina sin pausa hacia un nuevo modelo energético y económico basado en la descarbonización y la sostenibilidad a largo plazo», ha subrayado el presidente de REE, Jordi Sevilla, durante la presentación del informe.

La demanda crece, pero mucho menos que el PIB

La demanda de energía eléctrica acumula cuatro años consecutivos al alza tras el parón por la crisis económica. La demanda alcanzó los 268.808 gigavatios hora (Gwh) el año pasado, con un crecimiento del 0,4%. Si se corrige el efecto de los diferentes días laborales entre un año y otro y el efecto de la temperatura, la demanda creció en términos comparables un 0,3%.

El modelo energético y económico español se ha instalado en un “cambio de paradigma”, subraya REE, ya que se está registrando de manera creciente un desacoplamiento entre el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) y de la demanda de eletricidad. Mientras el año pasado el PIB creció un 2,5%, la demanda eléctrica sólo lo hizo en un 0,4%, el mayor diferencial de toda la serie estadística.

“A España le hace falta cada vez menos demanda eléctrica para el mismo PIB, como sucede en otras economías desarrolladas fruto de la cada vez mayor eficiencia energética y por el cambi de estructura productiva hacia sectores con menor demanda energética”, señalan desde REE.

La demanda máxima instantánea del año pasado se registró el 8 de febrero, con 40.947 megavatios (MW) consumidos en el mismo instante. Una cifra aún muy lejos, un 9,9% por debajo, del máximo histórico de 45.450 MW que se vivió el 17 de diciembre de 2007.