Credit Suisse vuelve a meter la tijera en España para reducir costes. Acaba de prescindir del grueso del equipo de ‘corporate’, que prestaba servicio especializado a empresas dentro de la división de banca privada que dirige Miguel Matossian. Según ha podido saber El Independiente, cinco banqueros, incluido Santiago Mínguez, responsable de este equipo, se han visto afectados por la decisión del grupo suizo de externalizar este servicio. El departamento se habría quedado así reducido a su mínima expresión, aunque, de momento, se apoya en los profesionales del banco de Europa para seguir con la operativa habitual.

Con este nuevo recorte sigue el goteo de salidas y despidos del gigante de la banca privada en España. Claudio De Sanctis, hasta el pasado mes de agosto responsable del negocio de gestión patrimonial de la entidad en Europa, exigió hace más de un año reducir el tamaño de una división que, a nivel global, gestiona 645.000 millones de francos suizos. Los activos totales del grupo ascienden a 1,2 billones de francos suizos. De Sanctis fue sustituido por Íñigo Martos, al frente de los países del sur de Europa.

Concretamente, en España los resultados de la línea de negocio que gestiona el patrimonio de las grandes fortunas habría estado por debajo de lo esperado. De ahí, la salida de en torno a una decena de profesionales -algunos de gran peso en la corporación- a lo largo de 2018 y varios despidos a finales de 2017.

Pérdida de talento

A mediados del pasado mes de febrero, tal como adelantó El Independiente, Borja Martos, responsable de la división de UHNWI  (Ultra High Net Worth Individuals), el área que presta servicio a clientes con una fortuna superior a los 30 millones en Credit Suisse, se incorporó como director a Deutsche Bank Wealth Management España.

Posterioremente, su primo Nicolás Cotoner fichó por el banco alemán como director adjunto de la división. También Rocío Cerón dejó la oficina de Ayala para trasladarse a la de Deutsche. Jorge Rocafort Lasheras fue otra de las pérdidas de Credit Suisse y se estrenó como director de la oficina de Barcelona del grupo germano.
Otros competidores como Crédit Agricole y Lombard Odier se han reforzado en el último año con talento procedente de Credit Suisse. Iván Basa, uno de los banqueros más prominentes de la oficina de Madrid, Julio López y su asistente dejaron el gigante suizo para unirse a Lombard.