Economía | Empresas

Tres centrales de carbón españolas, entre las empresas más contaminantes de Europa

Las centrales de As Pontes y Litoral, de Endesa, y la de de Aboño, de EDP, están entre las treinta plantas con mayores emisiones de CO2 de todo el continente en 2018.

logo
Tres centrales de carbón españolas, entre las empresas más contaminantes de Europa
La central de carbón de As Pontes (A Coruña), de Endesa.

La central de carbón de As Pontes (A Coruña), de Endesa. endesa

Resumen:

En España hay actualmente catorce centrales eléctricas de carbón en funcionamiento. La mayoría de ellas tienen los días contados. Nueve de esas catorce cerrarán en junio del próximo año, porque las empresas propietarias no han realizado las inversiones para cumplir con los requisitos ambientales que exige la Unión Europea para seguir más allá de este tope legal.

Y algunas de las plantas de carbón españolas que seguirán funcionando más allá de 2020 se encuentran entre las empresas con mayores emisiones de CO2 de la Unión Europea el año pasado. Las centrales de As Pontes (Endesa), Aboño (EDP) y Litoral (Endesa) se cuelan entre las treinta plantas europeas que más CO2 emiten en su actividad, según los registros de la Comisión Europea.

Endesa cerrará el próximo año dos plantas, pero son precisamente las de As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería) las que mantendrá abiertas tras realizar las inversiones para cumplir con las exigencias comunitarias de desnitrificación y desulfuración. As Pontes es la planta con mayores emisiones de España con 7,9 millones de toneladas equivalentes de CO2, y Litoral ocupó el tercer puesto con 6,3 millones de toneladas.

Por su parte, la eléctrica EDP ha confirmado el cierre de uno de los dos grupos de generación de Aboño (Asturias), pero el otro seguirá en marcha. El año pasado, la planta de carbón en su conjunto emitió 7 millones de toneladas de CO2 y se encaramó en la segunda posición en España.

En el ranking nacional de mayores emisores les siguen la planta acerera de ArcelorMittal (5,6 millones de toneladas de CO2), la también centra de carbón de Andorra (Teruel), de Endesa (con 3,1 millones); la central de carbón de Los Barrios (Cádiz), de Viesgo (2,8 millones); la refinería de Cartagena de Repsol (2,5 millones); la central de carbón de Alcudia (Mallorca) también de Endesa (2,4 millones); las plantas de Repsol en Vizcaya (2,2 millones) y Tarragona (2,2 millones); y la central de carbón de Meirama (A Coruña) de Naturgy (2,2 millones).

La primera empresa española que nada tiene que ver con la energía o la industria pesada es una aerolínea: Vueling, del grupo IAG, con 2,1 millones de toneladas equivalentes de CO2. Otra compañía aérea, en este caso el gigante Ryanair, ha hecho historia convirtiéndose en la primera empresa que no es una central de carbón que se cuela en el ‘top ten’ de la UE con mayores emisiones de CO2.