Economía

Rivera se desmarca de PP y Vox y descarta aplicar ahora una gran bajada de impuestos

Rebajará el IRPF del 45% al 44%, pero deja para 2020 un recorte adicional de un punto en el resto de tramos y revisaría el Impuesto de Sociedades ya al final de la legislatura

logo
Rivera se desmarca de PP y Vox y descarta aplicar ahora una gran bajada de impuestos
El candidato a la presidencia del Gobierno por Ciudadanos, Albert Rivera

El candidato a la presidencia del Gobierno por Ciudadanos, Albert Rivera EP

Resumen:

 

Ciudadanos ha dado a conocer su programa electoral. Según ha ido desgranando en los últimos días, la vertiente económica se centra, sobre todo, en las ayudas a familias y a los autónomos, con menos sorpresas tributarias de las que cabía esperar. Con todo ello quiere dar una doble imagen de partido comprometido con las causas sociales y al mismo tiempo responsable desde el punto de vista de los anuncios fiscales, una fuerza que prioriza el cumplimiento de los compromisos de reequilibrio de las cuentas públicas a los ‘caramelos’ electorales.

Esta estrategia combinaría la lógica mirada social de todo partido que aspire a gobernar, del mismo modo que el PSOE espera obtener réditos a cuenta de los decretos sociales del último mes; pero al mismo tiempo perseguiría guardarse las espaldas de las críticas que arrecian al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su supuesta relajación en los esfuerzos por avanzar en la reducción del déficit público y la deuda.

Pero, sobre todo, lo que también estarían logrando los de Albert Rivera de esta forma es distinguirse del PP, que ha tomado el camino de llamar al voto mediante una agresiva rebaja de impuestos —nada menos que 16.000 millones de euros–, desde el IRPF hasta el Impuesto de Sociedades. Una estrategia en la que va de camino de quedarse solo con Vox.

Ciudadanos ha dado a conocer su programa electoral. Según ha ido desgranando en los últimos días, la vertiente económica se centra, sobre todo, en las ayudas a familias y a los autónomos, con menos sorpresas tributarias de las que cabía esperar. Con todo ello quiere dar una doble imagen de partido comprometido con las causas sociales y al mismo tiempo responsable desde el punto de vista de los anuncios fiscales, una fuerza que prioriza el cumplimiento de los compromisos de reequilibrio de las cuentas públicas a los ‘caramelos’ electorales.

Esta estrategia combinaría la lógica mirada social de todo partido que aspire a gobernar, del mismo modo que el PSOE espera obtener réditos a cuenta de los decretos sociales del último mes; pero al mismo tiempo perseguiría guardarse las espaldas de las críticas que arrecian al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su supuesta relajación en los esfuerzos por avanzar en la reducción del déficit público y la deuda.

Pero, sobre todo, lo que también estarían logrando los de Albert Rivera de esta forma es distinguirse del PP, que ha tomado el camino de llamar al voto mediante una agresiva rebaja de impuestos —nada menos que 16.000 millones de euros–, desde el IRPF hasta el Impuesto de Sociedades. Una estrategia en la que va de camino de quedarse solo con Vox.

El programa electoral de la formación naranja tan solo incluye una rebaja del tipo máximo del IRPF del 45% al 44%. ¿Y por qué dejar la ocasión de anunciar una gran rebaja fiscal para los hogares? Según explican fuentes del partido, ese esfuerzo ya se hizo en el acuerdo alcanzado con el PP de Mariano Rajoy, por el que aplicó una rebaja dele IRPF a las rentas más bajas por un importe de unos 2.000 millones.

En todo caso, Ciudadanos ha planteado una rebaja del IRPF del 60% a los contribuyentes en municipios de menos de 5.000 habitantes, y una supresión del Impuesto de Sucesiones en toda España. Pero donde parece que Ciudadanos quiere echar el resto es las deducciones para las familias monoparentales con un hijo, que recibirán una deducción fiscal de 1.200 euros anuales.

Además, las familias monoparentales con dos y tres hijos serán consideradas familias numerosas de carácter especial y recibirían una deducción fiscal de 2.400 euros anuales. En el caso de las familias con más de 3 hijos, la deducción se incrementará en 600 euros por cada uno al año.

Las mismas fuentes aseguran que el coste total de este paquete de deducciones superará los 6.000 millones de euros, lo que deja sin margen para acometer una rebaja de tipos más ambiciosa si se quiere cumplir con los objetivos de déficit y deuda pública.

Con este planteamiento, desde Ciudadanos creen que la rebaja fiscal de 16.000 millones de euros planteada por el PP no es realista. “No le van a salir los números”, señalan, en ese ánimo de poner distancia con los ‘populares’ y para insistir a renglón seguido que la prioridad es cuadrar las cuentas públicas.

La rebaja fiscal para más adelante

Sin embargo, los de Albert Rivera también están convencidos de que para mantener una buena senda de crecimiento e incluso ampliar el potencial de la economía española el camino a seguir es la reducción de impuestos. Por ello, tienen intención de hacerlo, pero más adelante.

El plan de Ciudadanos es reducir un punto cada tramo del IRPF en 2020 y acometer una revisión del Impuesto de Sociedades para el final de la legislatura en el caso de llegar a La Moncloa –de momento contemplan una batería de incentivos a autónomos y dos años sin impuestos para las start ups–.

Aseguran que, pese a que el PP y Vox se han embarcado en una reducción drástica de los tipos de este tributo, esto no es lo que demandan las empresas y que, desde luego, dado que Sociedades es el único de los grandes impuestos que no ha logrado recuperar los niveles de recaudación precrisis, no es el momento de rebajar los tipos.

No obstante, consideran que la reorganización del impuesto es una tarea pendiente, que se plantean acometer al final de la legislatura para entonces establecer “tipos más competitivos”.