El banco americano Morgan Stanley confía en la deuda española pero, en el entorno actual de incertidumbre política, advierte del «aumento del riesgo» y señala que «el atractivo de los bonos españoles frente al de otros países periféricos ha comenzando a desvanecerse».

En este sentido subraya que para el mercado es clave el resultado electoral. «Un menor foco en la consolidación fiscal afectaría al sentimiento del mercado, lo que se traduce en un retraso o parálisis del ciclo positivo del ráting de España», apunta.

Cree que un Gobierno liderado por Sánchez seguiría avanzando en la consolidación fiscal

Aunque la mayor preocupación para el banco americano es un gobierno inestable, sin capacidad para legislar, no ve que un Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez sea una amenaza, como sí han apuntado otros grandes bancos de inversión. «Para nosotros, una coalición liderada por el PSOE continuaría avanzando, al menos, en algún tipo de consolidación fiscal», indica la entidad en un informe destinado a grandes inversores institucionales.

En cualquier caso, el gigante de Wall Street lamenta la falta de visibilidad en la política española. «El resultado del 28 A sigue siendo incierto. Hay más opciones de que una coalición de centro derecha logre la mayoría. Pero si resulta difícil encontrar el consenso, el tono de la política puede ser menos claro», señalan los analistas de Morgan Stanley.

Otorga un 50% de probabilidades a que PSOE y Ciudadanos logren la mitad de los escaños, pese a la negativa de Rivera a pactar

El banco de inversión otorga un 40% de posibilidades a una coalición de izquierdas, liderada por el PSOE, con Unidas Podemos y otros partidos regionalistas (PNV y Compromís). Y apunta un 25% de opciones de que sean los partidos de centro-derecha los que logren la mayoría de los escaños. La unión de PSOE y Ciudadanos lograría el 50% de los escaños, pero un acuerdo entre ambos, de momento, ha sido rechazado, destaca Morgan, que ve un 50% de opciones de que este escenario se materialice.

«Una mayor incertidumbre es un riesgo en el corto plazo mientras persiste una débil momentum de reformas por la gran fragmentación política», añade.

Pese a que el escenario no es ideal, el informe aplaude la recuperación económica en España. «La economía española se mantiene fuerte. Prevemos algo de retroceso fiscal este año, pero aún creemos que el país probablemente podrá alcanzar los objetivos presupuestarios», añade.

JP Morgan, en línea con Morgan Stanley, cree que Sánchez será consciente de las presiones del mercado y contendrá el populismo de Podemos

En línea con la opinión de Morgan Stanley, otro de los grandes de Wall Street, JP Morgan, también confía en la mesura de Sánchez y su capacidad para frenar las propuestas de Unidas Podemos.

Según JP Morgan, “un gobierno liderado por el PSOE será consciente de las presiones del mercado y no estará dispuesto a poner en peligro el clima favorable del mercado hacia los bonos del Gobierno español, manteniendo así un nivel razonable de disciplina presupuestaria”.

Y añade: «Mantenemos nuestra opinión de que no habría riesgo sistémico significativo, porque el PSOE se mantiene firmemente a favor de la Unión Europea y el componente populista de UPodemos quedaría contenido”, considera.

Por lo tanto, añade, “no esperamos que un gobierno de izquierda se comporte como en Italia el año pasado, donde dos tipos diferentes de populismo, ambos con componentes euroescépticos, condujeron a la formulación de políticas a extremos”.

Bankinter alerta de que un gobierno ingobernable frena la economía y la inversión y condiciona la prima de riesgo

También la banca nacional alerta sobre la importancia de un gobierno estable. Bankinter ha emitido un informe en el que destaca que el resultado en las elecciones será clave para el devenir de la economía del país.

“Las implicaciones que la política tiene sobre la economía no son en ningún caso despreciables. Es evidente que para mantener un buen ritmo de crecimiento e inversión extranjera es necesario contar con estabilidad política”, señala el equipo de análisis y asesoramiento del banco.

“Uno de los principales riesgos es que estas elecciones den como resultado un frágil equilibrio de pactos políticos, donde la falta de consenso sea el común denominador”, añade. Y subraya: “Este hecho puede frenar la actividad económica nacional y también los flujos de capitales procedentes del exterior. Además, el desenlace electoral podría condicionar la evolución de la prima de riesgo”.