Economía

Ciudadanos, el que menos voz da a las mujeres entre los grandes partidos

La presencia de mujeres en su cúpula y entre sus diputados está por debajo de las proporciones que marca la Ley de Igualdad de 2007

logo
Ciudadanos, el que menos voz da a las mujeres entre los grandes partidos
Albert Rivera, en el Consejo General de Ciudadanos.

Albert Rivera, en el Consejo General de Ciudadanos. EP

Resumen:

Cuando se trata de hablar de igualdad entre hombres y mujeres apenas hay fisuras entre los partidos políticos. ¿Quién se va a oponer a que unas y otros tengan las mismas oportunidades? ¿A que sean reconocidas por sus méritos? ¿Quién no defiende la Ley de Igualdad de 2007 y apuesta por seguir avanzando por ese camino? Sin embargo, un reciente monográfico publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que recopila indicadores relevantes para analizar la situación entre hombres y mujeres procedentes de otras fuentes como el Instituto de la Mujer, muestra que, mientras que esa Ley llama a reservar al menos un 40% de los órganos y cargos de responsabilidad para ellas, en lo que considera una presencia equilibrada, en realidad entre los partidos de la derecha y los nacionalistas esta reserva no siempre se ha respetado. Más en detalle, de los grandes partidos, Ciudadanos es el que menos voz da en sus órganos de dirección a las mujeres.

Cuando se trata de hablar de igualdad entre hombres y mujeres apenas hay fisuras entre los partidos políticos. ¿Quién se va a oponer a que unas y otros tengan las mismas oportunidades? ¿A que sean reconocidas por sus méritos? ¿Quién no defiende la Ley de Igualdad de 2007 y apuesta por seguir avanzando por ese camino?

Sin embargo, un reciente monográfico publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que recopila indicadores relevantes para analizar la situación entre hombres y mujeres procedentes de otras fuentes como el Instituto de la Mujer, muestra que, mientras que esa Ley llama a reservar al menos un 40% de los órganos y cargos de responsabilidad para ellas, en lo que considera una presencia equilibrada, en realidad entre los partidos de la derecha y los nacionalistas esta reserva no siempre se ha respetado.

Más en detalle, de los grandes partidos, Ciudadanos es el que menos voz da en sus órganos de dirección a las mujeres.

Con información de noviembre de 2018, previa a la irrupción de Vox en los gobiernos autonómicos tras las elecciones del pasado 28 de abril, y de que se celebraran las elecciones generales del 28 de mayo, el INE ya adelanta que «los ámbitos políticos en los que actualmente se produce una presencia equilibrada entre ambos sexos son muy reducidos» y que, «existiendo una gran variabilidad según el órgano político considerado, la presencia es muy reducida en algunos órganos constitucionales y es equilibrada en el caso de la mayoría de las asambleas autonómicas», estas últimas ahora en plena renovación.

Ya con las cifras sobre la mesa, el porcentaje de mujeres en cargos ejecutivos de los partidos políticos analizados aumentó casi un punto porcentual en 2018 respecto al año anterior, pero se mantuvo por debajo de las indicaciones de la Ley de Igualdad, con un 38%.

Este porcentaje se desglosa entre una IU que presentaba una cuota femenina del 50% y una ERC en la que el porcentaje no alcanzaba el 30%. Entre los grandes partidos, solo los de izquierdas, PSOE y Podemos, superaban la proporción del 40%.

Por su parte, la participación de las mujeres en cargos ejecutivos del PP era a finales del pasado año del 33,7%, mientras que en Ciudadanos, del 32,4%, proporción que a día de es mayor, pero que sigue por debajo del 40%.

En las cámaras legislativas, la historia se repite. Esta vez tras las elecciones del 26 de junio de 2016, el porcentaje de mujeres en el Congreso de los Diputados era del 39,4%. No obstante, este porcentaje ha escalado hasta superar el 47% tras las últimas elecciones generales, ya en 2019.

De nuevo es Ciudadanos el que, de entre lo grandes partidos, menor proporción de diputadas tiene. En 2016, se encontraba en un porcentaje de 27,3%, y en 2019 ha llegado al 38,6%, ligeramente por encima de Vox (37,5%). A día de hoy, el resto de grandes fuerzas cuenta con una presencia de mujeres superior al 50% en la cámara baja.

 

 

Precisamente porque el PSOE cumple con los preceptos con la Ley de 2007, la moción de censura y su posterior llegada a La Moncloa ha hecho que el Gobierno también los cumpla por primera vez desde 2010, durante el último mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.

Desde el 7 de junio de 2018, once mujeres pasaron a ocupar carteras ministeriales –Economía, Hacienda, Trabajo, Defensa o Justicia, entre ellas– en el Gobierno de Pedro Sánchez, lo que supone una presencia femenina en el Consejo de Ministros del 61,1%.

Órganos superiores y altos cargos

En el año 2018, las mujeres representaban, por otro lado, más de la tercera parte del total de quienes ocupaban los órganos superiores y los altos cargos de la Administración General del Estado.

El mayor porcentaje de presencia femenina correspondió a los miembros del Gobierno, con un porcentaje del 61,1%. Por contra, las Direcciones Generales y las Secretarías Generales Técnicas fueron las que tuvieron un porcentaje de mujeres más bajo, con un 39%.

Por otro lado, el porcentaje de mujeres en el conjunto de los Consejos de Administración de las empresas que forman parte del Ibex-35 fue del 22,2%, casi ocho puntos más que el del año 2013, y superior en más de un punto al porcentaje del año 2017.

Si se considera el cargo ejercido en los consejos de administración, los porcentajes de mujeres entre quienes ostentaban la presidencia o vicepresidencia eran aún más bajos, aunque la presencia de mujeres como consejeras era casi el doble que la de 2012.