Economía | Empresas LA ABOGACÍA DEL ESTADO RESPALDA QUE SE QUEDEN EN SUS CARGOS CON PLENAS FUNCIONES

El cambio del presidente y la cúpula de la CNMC se aplazará hasta que haya Gobierno

El mandato de cinco consejeros del supervisor expira en septiembre, pero con el Ejecutivo en funciones se mantendrán sine díe en sus cargos hasta que haya sustitutos.

logo
El cambio del presidente y la cúpula de la CNMC se aplazará hasta que haya Gobierno
El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada.

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada. DIGITALES

Resumen:

El próximo mes toca –tocaba- cambiar a la mitad de la cúpula de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El próximo 9 de septiembre expira el mandato de seis años del presidente, la vicepresidenta y otros tres consejeros. En total cinco de los 10 miembros del consejo tenían que ser sustituidos sin posibilidad de renovar el cargo.

Pero con el Gobierno en funciones el relevo quedará aplazado sine die, según marca la legislación que regula el funcionamiento del organismo. El cambio en la cúpula del supervisor no se producirá hasta que haya un nuevo Ejecutivo, lo que puede retrasar la sustitución de los consejeros hasta el próximo año en caso de que haya repetición electoral en noviembre si no hay acuerdo para formar Gobierno el mes próximo.

Es el Ministerio de Economía el que tiene que proponer formalmente los candidatos a entrar en la cúpula de la CNMC, pero no puede hacerlo mientras esté en funciones como actualmente. Hasta que no se forme Gobierno no podrá hacerse esa propuestaposteriormente los candidatos pasan un examen del Congreso y finalmente el Ejecutivo los designa oficialmente. Un proceso que tendrá que esperar.

El presidente José María Marín Quemada, la vicepresidenta María Fernández, y los consejeros Clotilde de la Higuera, Josep María Guinart y Benigno Valdés seguirán en sus puestos hasta que sean nombrados sus sustitutos. Si no hay nombramiento, no pueden abandonar la cúpula de la CNMC aunque haya expirado su mandato.

Además, los cinco consejeros se mantienen en su cargo con plenitud de funciones, sin considerarse que su capacidad de decisión esté mermada aunque haya expirado formalmente el plazo para el que fueron elegidos. Así lo refrendó en un informe la propia Abogacía del Estado hace dos años para abordar las funciones que podían asumir dos consejeros que prolongaron su cargo más allá del plazo oficial, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras de la situación.

Un criterio en el que se apoyará la CNMC para despejar dudas sobre las licitud de las decisiones que podrá adoptar su cúpula a pesar de que la mitad de los miembros hayan agotado su mandato y sobre la legalidad de las resoluciones que adopte el organismo a partir de septiembre.