Economía

Almeida retirará las licencias a todos los patinetes eléctricos aparcados en la acera

El Ayuntamiento de Madrid notifica a las 16 empresas que todas incumplen la ordenanza y les da hasta el 15 de noviembre para hacer alegaciones

logo
Almeida retirará las licencias a todos los patinetes eléctricos aparcados en la acera

Uno de los patinetes de las 16 empresas que operan en Madrid aparcado en la acera. duardo Parra - Europa Press

Resumen:

La semana pasada tuvo lugar una reunión entre altos cargos del área de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid y representantes de las 16 empresas de patinetes eléctricos compartidos que operan en Madrid. Y durante la misma se constató que el Consistorio que gobiernan en coalición PP y Ciudadanos quiere poner orden al auge disparatado de este tipo de vehículos que vive la capital desde hace algo más de un año, cuando una de las firmas (Lime, controlada por Uber y Google) desplegó sus patinetes sin previo aviso por el centro de la ciudad.

Así, el equipo de José Luis Martínez-Almeida amenazó a las 16 firmas de app de patinetes con retirarles las licencias para operar en la capital si no cumplen con las condiciones establecidas, algo que violan todas sistemáticamente. «El pasado jueves 17 de octubre, la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación reunió a las 16 empresas de patinetes que operaban en la ciudad para informarles de que, tras realizar inspecciones puntuales a todas ellas, el resultado obtenido fue que ninguna cumple con lo establecido».

Las nuevas normas para los patinetes formarán parte de Madrid 360, la nueva estrategia de movilidad de Almeida

A las 16 se las comunicó que se van a «intensificar las inspecciones a las empresas de patinetes» y que «en caso de no cumplir» los requisitos «se les retirará el permiso» a cada una de ellas individualmente. Asimismo, se les informó de que la ordenanza de movilidad va a modificarse próximamente para obligar a todos estos vehículos eléctricos a aparcar en la calzada.

«Se están realizando inspecciones sistemáticas desde el [pasado] viernes 18 de octubre», reconocen fuentes municipales. «Si se siguen detectando incumplimientos, se procederá a retirar las autorizaciones». El ayuntamiento ha dado de plazo «hasta el día 15 de noviembre para que las empresas envíen aquellos comentarios y documentación que consideren interesante con el fin de mejorar el modelo de autorización existente».

Las medidas para poner orden a los patinetes van a ser incluidas en Madrid 360, el plan de Martínez-Almeida y de Begoña Villacís -la vicealcaldesa, de Ciudadanos- para enmendar Madrid Central, la medida estrella de Carmena. «El Ayuntamiento va a incluir, en las autorizaciones la obligatoriedad de que las empresas mantengan aparcados en la calzada los patinetes. Esta condición se incorporará a partir de que se modifique la ordenanza de movilidad del Ayuntamiento de Madrid que regirá la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360».

Están por conocerse aún los detalles, pero todo apunta a que la duplicación de los aparcamientos de moto prometida por Martínez-Almeida incidirá directamente sobre los patinetes. Cibeles prevé que las plazas de estacionamiento de moto alcancen las 21.000 en Madrid. «Con la actual ordenanza, el patinete eléctrico no tiene establecido dónde aparcar», señalan en el Consistorio. El listado de las 16 empresas de app de patinetes puede consultarse en este enlace.

Críticas al sistema de licencias

Los patinetes eléctricos de la capital están regulados, de momento, por la Ordenanza de Movilidad Sostenible que sacó adelante el Gobierno de Carmena en los últimos meses de 2018. Estos aparatos tienen prohibido desde entonces circular por aceras, carriles bus o vías con más de un carril por sentido. ¿Y dónde pueden aparcar? La normativa dice que los patinetes pueden aparcar en los espacios habilitados para motos o aparcabicis, pero también en cualquier tipo de banda de estacionamiento. También pueden aparcar en las aceras, aunque solo como «excepción» ya que podrían dificultar el paso de los peatones y, sobre todo, de personas con movilidad reducida.

El patinete no tardó desde entonces en convertirse en un vehículo habitual del paisaje urbano de la capital. En febrero Carmena autorizó el despliegue de más de 8.800 patinetes, que se repartieron entonces 18 empresas. El número de patinetes que tenía que haber por distrito se asignó en base al área transitable de cada una de estas áreas, un sistema criticado por voces del sector, que reclaman menos competidores y unas autorizaciones que se ajusten a la demanda real de cada zona. Según explican fuentes del sector, hay empresas que estaban desplegando más patinetes de los autorizados por la falta de control de la administración.

A día de hoy, con los datos actualizados en octubre, hay en Madrid un total de 6.828 licencias de patinetes. La firma SJV Consulting, con 1.315 autorizaciones, domina el mercado, seguida de empresas como Bird -797-, Lime -775- o Voi -667-. Algunas de las licencias, remarcan las mismas fuentes, no son rentables económicamente porque en determinadas zonas se roban los patinetes.