El Banco Central Europeo (BCE) se ha dirigido a la Audiencia Nacional para solicitar información sobre el alcance de la investigación relativa a los contratos que el BBVA habría suscrito durante más de una década con las empresas del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo, según ha adelantado la Cadena Ser y ha podido confirmar Europa Press.

El banco central primero se dirigió a la entidad financiera, según han confirmado fuentes judiciales a la agencia, pero BBVA declinó aportar cualquier tipo de información, alegando que esta pieza separada del conocido como ‘caso Tándem’, la número 9, se encuentra todavía bajo secreto de sumario.

El banco central pidió primero la información a BBVA, que se la negó por estar bajo secreto de sumario

Con esta respuesta, el organismo que preside Christine Lagarde se habría puesto en contacto con el Juzgado Central de Instrucción número 6, que está a cargo de esta macrocausa, para solicitar datos sobre la investigación y poder valorar así el alcance y las posibles consecuencias que ésta puede tener sobre el propio banco.

En este sentido, otras fuentes indicaron a Europa Press que ante el prolongado secreto del sumario, que no se levantará hasta el próximo 4 de febrero, en principio, el instituto emisor y supervisor bancario de la zona euro habría decidido solicitar la información al juez o bien que éste autorizase a BBVA a proporcionársela para evaluar si afecta a la gobernanza de la entidad.

La pieza sobre los contratos de BBVA con las empresas de Villarejo, que habrían facturado más de diez millones de euros, se abrió hace ya un año, tiempo en el que se ha acordado la imputación de una docena de personas, entre ellas el expresidente Francisco González y otros ex altos cargos del banco. La propia entidad también está investigada como persona jurídica por delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios.

Cuestionado sobre este asunto, el BCE declinó realizar comentario alguno al respecto. No obstante, en diversas ocasiones este año y a menudo a través del vicepresidente de la institución, el español Luis de Guindos, el BCE ha subrayado la necesidad de «esperar» a la resolución judicial, destacando que «la reputación es el principal activo de una entidad de crédito».