Economía | Empresas

Las empresas del Ibex activan planes de contingencia frente al coronavirus

Personal sanitario italiano comprueba un hospital de campaña en Italia ante el avance del coronavirus. EFE

Grandes empresas españolas se preparan para blindarse ante la epidemia de coronavirus. Muchas compañías han diseñado planes de contingencia específicos para proteger a sus empleados del brote, tanto en los países ya afectados por la emergencia como en sus oficinas en España.

Santander, BBVA, Endesa, Iberdrola, Naturgy, Red Eléctrica, Enagás, Mapfre, IAG-Iberia, Vodafone, Meliá, KPMG… y otras grandes corporaciones han empezado a aplicar ya medidas como restricciones a los viajes, fomento del teletrabajo, medidas adicionales de prevención, monitorización sanitaria continua de sus empleados, y preparan planes adicionales en caso de que la amenaza siga creciendo.

Las medidas de protección y prevención en un principio se concentraban en las empresas con presencia directa o grandes proveedores en China, epicentro del brote de coronavirus. Posteriormente se ampliaron a otros países asiáticos y ahora, cuando el brote ha llegado a Italia –con diez víctimas mortales y cerca de 300 infectados- empiezan a generalizarse entre las compañías y a otras geografías.

Santander y BBVA, coto a los viajes

Santander ha puesto en marcha en las últimas semanas distintas medidas preventivas y de seguimiento. La entidad que preside Ana Botín está presente en países que sufren, en mayor o menor medida, brotes de coronavirus, así que la principal medida que ha adoptado tiene que ver con los viajes de su plantilla a o desde esas zonas. El banco ha dado la orden a sus empleados de de restringir todos los viajes con destino a los territorios más afectados por la epidemia.

Santander y BBVA restringen los viajes de sus empleados. Bankia ha cerrado su oficina en China temporalmente

Santander está siguiendo al pie de la letra las instrucciones de las autoridades sanitarias, tanto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de las autoridades de cada país en los que tiene presencia (y, por tanto, empleados). Fuentes de la entidad explican que se han tomado medidas de protección en aquellas unidades del grupo en áreas afectadas por la enfermedad. Entre ellas está la suspensión de viajes de negocio, el trabajo en remoto, la monitorización continúa de la situación y el contacto permanente con todos los empleados.

El seguimiento es especial en el caso de los empleados que han viajado en los últimos 14 días a alguno de los países afectados. Estos están obligados a seguir las instrucciones generales publicadas en las plataformas de viajes del Grupo y a ponerse en contacto con los equipos de Salud y Prevención de Riesgos Laborales de cada país.

Las iniciativas emprendidas por BBVA van en la misma línea. El banco, que también tiene presencia en mercados donde hay casos de contagio, lleva semanas actualizando al momento toda la información y las recomendaciones relevantes sobre la crisis sanitaria.  

BBVA ha informado a todos los trabajadores del protocolo de actuación previsto para empleados, según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y la OMS. De forma adicional, en cada geografía se han realizado comunicaciones de acuerdo con los criterios del servicio médico de cada país.

Como medida prudencial, el banco también ha limitado drásticamente los viajes de su equipo. Por ejemplo, sus empleados sólo pueden viajar a países asiáticos en caso de estricta necesidad  y extremando las medidas preventivas recomendadas.  BBVA también ha recomendado no viajar a personas con problemas de salud o en tratamiento de inmunosupresión.

Bankia también se vio obligada a echar el cierre temporalmente a su oficina de representación comercial en China. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri tiene una presencia reducida en el país asiático. Pero sus empleados, que trabajan en Shanghái, tuvieron que irse a casa por imperativo legal cuando estalló la crisis sanitaria. Desde entonces, teletrabajan desde casa.

Mapfre, otra de las grandes compañías del Ibex, incide sobre todo en los viajes. La multinacional que preside Antonio Huertas tiene presencia en China y en Italia, de ahí que haya dado la orden de restringir los desplazamientos. El gigante de los seguros está informando permanentemente a sus equipos de todas las recomendaciones que van publicando las autoridades locales de los países donde opera. Mapfre también recomienda evitar las reuniones en las zonas de más riesgo y promover, en la medida de lo posible, el teletrabajo.

Las eléctricas, sin viajar a Italia

La propietaria de Endesa es el la italiana Enel, por lo que los desplazamientos de equipos entre España e Italia son continuos. Ambas compañías han decidido cortarlos en seco para evitar contagios. “Las compañías evitan todos los viajes de Italia para España y de España para Italia”, explica el consejero delegado de Endesa, José Bogas. “Es una medida quizá exagerada, pero de prudencia”.

Endesa e Iberdrola han suspendido sine díe todos los viajes a Italia. Naturgy lo ha hecho con todos los viajes al extranjero

Y, exageradas o no, las restricciones han alcanzado de manera directa a la cúpula de ambas compañías. Los miembros que representan a Enel en el consejo de administración de Endesa –entre ellos, el consejero delegado de la italiana y vicepresidente de la filial española, Francesco Starace- no han acudido esta semana a la reunión en Madrid del órgano de gobierno en que se aprobaban las cuentas anuales de Endesa.

Las restricciones de los desplazamientos también han llegado a la gran rival de Endesa. Iberdrola, con presencia en el mercado italiano fundamentalmente de carácter comercial, ha bloqueado todos los viajes hacia de sus equipos en el país transalpino hasta nueva orden.

Por su parte, Naturgy también ha puesto en marcha medidas de carácter coyuntural para dar tranquilidad y priorizar la salud de sus empleados. La compañía presidido por Francisco Reynés ha suspendido temporalmente todos los viajes internacionales y ha limitado al máximo los desplazamientos dentro de España. La eléctrica ha creado un comité de viajes para valrorar aquellos que se consideren imprescindibles.

Naturgy también ha decidido fomentar la utilización de todos los medios telemáticos que el grupo pone a disposición (telepresencia, videoconferencia, teleconferencia…). La compañía también ha recomendado a sus empleados que informen a la compañía de cualquier viaje privado que realicen al extranjero, especialmente si el destino son los países considerados de riesgo.

Teletrabajo generalizado en caso de crisis

Red Eléctrica y Enagás comparten su condición de gestores de infraestructuras críticas y sus planes para blindarse ante el impacto del virus son muy similares. Enagás, gestor del sistema gasista y de la red de gasoductos de España, ha paralizado viajes de empleados programados con destino a algunas zonas comprometidas por el virus y ha instalado material de protección en zonas de paso y reunión. Red Eléctrica, operador del sistema eléctrica y de la red de alta tensión, por su parte, ha prohibido los viajes de su plantilla a China, Italia, Irán y Corea del Sur.

Red Eléctrica y Enagás identifican empleos críticos que impiden el teletrabajo y les dota de material de protección sanitaria especial

Ambos grupos cuentan con planes específico para generalizar el teletrabajo en la mayoría de sus empleados en caso de ser necesario por un agravamiento de la epidemia. Tanto Red Eléctrica como Enagás han identificado los puestos de trabajo y las funciones que exigen que el trabajo sea estrictamente presencial y que, por tanto, no podrían acogerse al trabajo en remoto. Las compañías disponen de equipos de protección especial y material médico para repartirlo entre los empleados que desarrollan estas tareas críticas que obligarían a su presencia física.

Vodafone ya ha empezado a dejar en casa a parte de su plantilla en Italia, singularmente en la zona próxima a Milán por la extensión del brote de coronavirus y por el aislamiento de la población completa de algunos municipios. Vodafone España, de momento, sólo ha enviado recomendaciones de prevención a sus empleados y ha restringido los viajes de sus trabajadores a China, Hong Kong y Macao. Pero desde la filial española no se descarta adoptar medidas como la del teletrabajo en función de cómo evolucione el brote.

En el caso del grupo KPMG las medidas van más allá. La firma de consultoría y auditoría cuenta con un plan de contingencia que contempla incluso enviar a toda la plantilla en España a su casa y optar con el teletrabajo generalizado en caso de que el brote se convierta en gran epidemia.

El turismo lo nota ya en el negocio

En el caso de las aerolíneas, la emergencia sanitaria les obliga a tomar medidas de protección tanto para su plantilla como para su propio negocio, tan sensible a este tipo de situaciones. IAG –la matriz de Iberia, Vueling y British Airways- ha suspendido sus vuelos a destinos de China hasta finales de abril, aunque de momento no tiene previsto hacer lo propio en las rutas a Italia. Lo que sí ha hecho Iberia es permitir a los pasajeros con billetes para esta semana a destinos italianos que aplacen su viaje a cualquier momento de marzo, sin recargo y aunque su tarifa no le diera derecho a hacerlo.

Meliá ha cerrado por un tiempo tres hoteles en China. Iberia permite a sus pasajeros cambiar gratis sus vuelos a Italia

Meliá ha tenido que tomar medidas de parones de actividad en varios de sus hoteles. La cadena ha cerrado temporalmente tres hoteles en China debido a las restricciones de las autoridades en algunas ciudades (uno de ellos puede abrir esta misma semana y los otros días volverán a estar operativos a mediados de marzo) y otros dos establecimientos en la potencia asiática siguen abiertos pero con bajas ocupaciones.

La compañía de la familia Escarrer teme que en Italia podrían posponerse algunos eventos programados en Milán, con el consiguiente zarpazo a las reservas. Pero de momento los seis hoteles del grupo en el mercado italiano siguen funcionando con normalidad.

“En el resto de destinos la compañía no tiene afectaciones, pero mantenemos una posición de cautela ante la evolución de esta alerta sanitaria”, subrayan desde el grupo. Meliá ha elaborado un plan de contingencia global para garantizar la seguridad y salud, así como el mantenimiento de las operaciones y la cobertura legal y financiera necesaria.

Comentar ()