Economía | Empresas

Las aerolíneas tiemblan por el coronavirus y ya temen un zarpazo de hasta 100.000 millones

La patronal mundial IATA dispara en sólo dos semanas sus estimaciones del golpe a los ingresos del sector por la epidemia: entre el doble y cuatro veces más que la anterior estimación.

Un avión aterriza en el aeropuerto de Barcelona-El Prat. europa press

Las aerolíneas temen que la epidemia de coronavirus acabe suponiendo un zarpazo milmillonario para negocio de la aviación mundial. Y las perspectivas que maneja el sector, según se va extendiendo el brote y agravando sus consecuencias, son cada vez peores.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), a efectos prácticos la patronal mundial del sector que agrupa a casi 300 aerolíneas, anticipó hace apenas dos semanas que el coronavirus podría suponer un recorte a los ingresos de las compañías aéreas de unos 29.000 millones de dólares (unos 26.000 millones de euros al cambio actual). Pero se trataba de una previsión bajo la hipótesis de que el virus no se propagaría fuera de China.

Ahora, con entorno a 80 países con casos de infectados registrados oficialmente, la IATA dispara esas estimaciones y augura un grave zarpazo para la aviación. La nueva guía de la asociación augura que el brote puede suponer un golpe de entre 63.000 y 113.000 millones de dólares (entre unos 56.400 y 101.000 millones de euros), entre el doble y el triple que la previsión de hace apenas quince días.

La horquilla del golpe es amplia porque trata de tener en cuenta diferentes escenarios de evolución del virus. La caída de los ingresos 63.000 millones de dólares se produciría, según la nueva guía de IATA, en un escenario en que no empeore la situación actual, especialmente en los países con más de un centenar de casos (Italia, Francia, Alemania, España, Irán, EE.UU., Corea del Sur, Japón, Singapur). En este caso, la demanda de viajes se reduciría un 23% en China, un 12% en Japón, un 14% en Corea del Sur, un 24% en Italia y del 10% en Francia y Alemania.

El peor de los escenarios, en que el zarpazo alcanzaría los 113.000 millones de dólares, contempla que haya una amplísima expansión del coronavirus en número de casos y de países afectados. Un evolución que provocaría que la demanda de tráfico aéreo cayera entre un 23 y un 24% no sólo en China, también en otros países asiáticos y en la mayoría de países europeos y de Oriente Medio, mientras que EEUU conseguiría contener la caída a en torno a un 10%.

“El desarrollo de la crisis de Covid-19 casi no tiene precedentes, en poco más de dos meses las perspectivas económicas de buena parte del mundo han tomado un dramático giro negativo», ha explicado el director general de la IATA, Alexandre de Juniac. “Las aerolíneas hacen todo lo posible para seguir a flote (…) Necesitan que los gobiernos consideren medidas de alivio fiscal» y cambios en el sistema de asignación de espacio aeroportuario, por las «circunstancias excepcionales”.

Comentar ()