Economía | Empresas

Shock en la aviación: cancelados 4.400 vuelos en España en las próximas dos semanas

La patronal de aerolíneas ALA anticipa que habrá recortes de plantilla temporales y reclama al Gobierno un plan de medidas urgentes de apoyo al sector.

logo
Shock en la aviación: cancelados 4.400 vuelos en España en las próximas dos semanas
Un avión de la aerolínea Norwegian.

Un avión de la aerolínea Norwegian. Norwegian.

Resumen:

Las aerolíneas están sufriendo la epidemia de coronavirus con un impacto directo en su negocio. Sólo en la segunda quincena de marzo, habrá más de 4.400 de vuelos cancelados en España, según alerta la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que agrupa a 80 compañías aéreas que operan en los aeropuertos españoles.

La patronal aérea pide al Gobierno que adopte de forma inmediata un paquete de medidas de apoyo al sector aéreo dado el impacto negativo que está teniendo el brote del virus en el transporte aéreo. Desplome de demanda de los pasajeros, enormes ajustes de capacidad de las rutas y directamente cancelaciones es la tónica que se ha instalado en el sector aéreo.

“Las aerolíneas están reaccionando de forma rápida, adaptando sus programas operacionales a la demanda y a las recomendaciones sanitarias de cada región en todo momento. Al mismo tiempo, se están ajustando no sólo la programación, lo que hará inevitable ajustar también las plantillas, ya que las compañías aéreas se están viendo forzadas a tomar medidas extraordinarias para mitigar el impacto de esta crisis tanto en sus operaciones, como en sus resultados financieros a largo plazo”, explica Javier Gándara, presidente de ALA.

Las compañías aéreas reclaman al Gobierno, entre otras medidas para evitar problemas de liquidez de las empresas, el aplazamiento de cuotas de la Seguridad Social y del IVA; revisión de los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades para reducir su cuantía; creación de líneas de crédito del ICO de rápido acceso y cuantía suficiente; y la agilización de los pagos de las subvenciones de los viajes de residentes en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

Las aerolíneas reclaman también medidas para “flexibilizar la distribución del trabajo a lo largo del año”, desde la jornada irregular o la distribución de vacaciones, pero también la agilización de la aprobación de ERE temporales mientras se mantenga la situación excepcional existente por la epidemia.

Asimismo, ALA pide facilitar la optimización de los programas de vuelo (mediante cancelaciones o reducción de capacidad) en toda la red, no solo en los países afectados por el COVID-19, y flexibilidad en el pago atrasado sin penalización de las tasas aeroportuarias y de navegación aérea, con descuentos en las tarifas de estacionamiento de larga estancia para los aviones parados obligatoriamente por las cancelaciones.

Comentar ()