Economía | Empresas

Seat para su producción e Iberia avisa a sindicatos de que planea un ERE temporal masivo

Avión modelo A330 de Iberia. Flickr/ Bernal Saborio

El golpe económico de la epidemia de coronavirus se traduce en medidas drásticas por parte de grandes compañías. Seat se dispone a cerrar el próximo lunes las tres líneas de producción en su planta de Martorell, en Barcelona, dejando a cerca de 7.000 trabajadores afectados por el parón.

La automovilística justifica la medida en los «problemas de suministro y movilidad» derivados de la situación de emergencia actual, así como las «dificultades para mantener la normal actividad de la fábrica que acarreará la decisión del Gobierno de decretar el estado de alarma en toda España», según fuentes de la compañía citadas por Efe.

La compañía se reunirá el próximo lunes con el comité de empresa para abordar la situación creada y analizar las fórmulas legales bajo las que se articulará el parón de la producción, que puede afectar a 7.000 de los 13.000 trabajadores de la compañía. La dirección ya ha admitido estos días que sopesa la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) si el impacto de la crisis obliga.

ERE temporal masivo en Iberia

En el negocio de la aviación, el golpe de la epidemia de coronavirus lo empiezan a sufrir directamente las plantillas de las compañías aéreas. Iberia ha comunicado hoy a los sindicatos de la aerolíneas que prepara un ERE temporal para ajustar el empleo y las operaciones a la actual situación del parón de las ventas y de la tráfico, según confirman fuentes sindicales.

La aerolínea, integrada en el grupo IAG, no ha aportado detalles de cuál será la magnitud del expediente de regulación de empleo, pero desde los sindicatos de la compañía se da por hecho que será masivo y que afectará a la inmensa mayoría de la plantilla del grupo. En los próximos días la dirección de Iberia comunicará a los empleados la incidencia de las medidas.

Ayer mismo, Air Europa también confirmó a los sindicatos su intención de formalizar un ERE temporal para todos los trabajadores de la compañía. Un ajuste de plantilla que se aplicará inicialmente durante los meses de abril, mayo y junio, debido  a la situación “dramática” que atraviesa la empresa y que ha ido empeorando según se van adoptando restricciones para frenar la propagación del coronavirus.

El transporte aéreo está sufriendo un auténtico zarpazo por la emergencia provocada por la epidemia de coronavirus. El bajón de la demanda de viajes y las restricciones de movimientos que empiezan a generalizarse está provocando un desplome del tráfico aéreo. En el caso de España, los aeropuertos ya empezaron a sufrir un parón en los últimos días de febrero y han registrado un derrumbe del 14,3% del tráfico de pasajeros sólo la primera semana de marzo.

Y lo peor puede estar por venir. Aena, la empresa pública que gestiona la red de aeropuertos españoles, ya ha advertido de que las caídas se agudizarán “sustantivamente” a lo largo de todo el mes de marzo. La compañía reconoce que no cuenta con estimaciones precisas para estimar la magnitud del efecto final del desplome.

Las aerolíneas están sufriendo de muy primera mano la epidemia de coronavirus con un impacto directo en su negocio. Sólo en la segunda quincena de marzo, habrá más de 4.400 de vuelos cancelados en España, según alerta la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que agrupa a 80 compañías aéreas que operan en los aeropuertos españoles.

La patronal aérea pide al Gobierno que adopte de forma inmediata un paquete de medidas de apoyo al sector aéreo dado el impacto negativo que está teniendo el brote del virus en el transporte aéreo. Desplome de demanda de los pasajeros, enormes ajustes de capacidad de las rutas y directamente cancelaciones es la tónica que se ha instalado en el sector aéreo.

Comentar ()