Economía

El Gobierno aprueba la moratoria de impuestos para 3,4 millones de pymes y autónomos

Captura de la señal institucional de Moncloa de la ministra Portavoz, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros este martes en el que, entre otros asuntos, se ha aprobado una ampliación de lapresentación y abono de impuestos para autónomos y pymes. EFE/Moncloa

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes una moratoria de impuestos para pymes y autónomos que facturen hasta 600.000 euros. El Gobierno ha ampliado los plazos de las declaraciones tributarias hasta el 20 de mayo.

Según ha indicado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hasta 3,4 millones de contribuyentes podrán presentar la declaración trimestral del IVA, el pago fraccionado del IRPF y el del impuesto de sociedades hasta mayo. En el caso de las declaraciones domiciliadas, el plazo se ha ampliado del 15 de abril al 15 de mayo.

Montero ha cifrado en 3.558 millones de euros la inyección de liquidez que reciben estos colectivos con el aplazamiento. La ministra portavoz ha recordado que el Ejecutivo ya aprobó un aplazamiento de hasta 30.000 euros para pymes y autónomos durante seis meses, los tres primeros sin intereses. A esto se suma la moratoria de las cuotas a la Seguridad Social, también de seis meses, aprobada a finales de marzo para empresas y autónomos, ha resaltado Montero.

Montero ha explicado en rueda de prensa que el Gobierno sigue trabajando en nuevas medidas, como el hecho de que los autónomos que tributen por módulos puedan cambiar a tributar por estimación, algo que podría aprobarse en próximos consejos de ministros.

Prestación por cese de actividad

La ministra ha afirmado que «casi 780.000 autónomos han recibido la conformidad» para recibir la prestación por cese de actividad o por una caída de la facturación superior al 75%. Una prestación que se empezará a pagar este viernes, tal como publicó este periódico y que han solicitado más de 900.000 trabajadores por cuenta propia.

Montero ha cifrado en 48.542 las operaciones aprobadas en materia de líneas de avales, de las que el Estado ha avalado 4.739 millones de euros. «Las líneas del ICO han supuesto 6.129 millones de euros de liquidez y se han aprobado ya dos tramos», ha explicado.

El Gobierno también ha dado cifras sobre el bono social eléctrico y ha contabilizado en 17.000 personas las que se han sumado al bono social térmico desde que se decretó el estado de alarma.

Moratoria a julio

Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) se ha dado la «bienvenida» a la moratoria, aunque consideran que llega «tarde». En la reunión mantenida este lunes con el Ministerio de Trabajo, ATA había pedido al Ejecutivo que la moratoria de impuestos se alargase hasta julio, cuando se deben abonar las obligaciones tributarias del segundo trimestre.

«Nadie nos asegura que el 20 de mayo haya vuelto la actividad a la normalidad o si habrá sectores que sigan cerrados o confinados”, ha insistido el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Préstamo a la Seguridad Social

El Gobierno también ha aprobado este martes la concesión de un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social por importe de 13.830 millones de euros, con el objetivo de proporcionar cobertura adecuada a las obligaciones de la Seguridad Social.

En los meses de junio y noviembre, la Seguridad Social abona conjuntamente la nómina ordinaria y extraordinaria de las pensiones, un desembolso de en torno a 20.000 millones de euros y que puede generar tensiones de liquidez al Sistema, tras las medidas excepcionales tomadas por la pandemia de COVID-19. Entre ellas, destacan la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos, que exime del pago de las cuotas a Seguridad Social, la exoneración de cotizaciones por ERTE por fuerza mayor, así como mayor flexibilidad en los aplazamientos para empresas y autónomos. Además, hay que destacar el incremento del gasto en prestaciones de desempleo.

La situación financiera de la Seguridad Social se financia con cargo a los recursos del sistema, principalmente cotizaciones de trabajadores y empresas. En cualquier caso y como en los últimos años, la concesión del préstamo realizada hoy asegura el pago puntual de las pensiones y permite a la Seguridad Social planificar con suficiente antelación la disposición de recursos necesarios para hacer frente a estos desembolsos extraordinarios.

Comentar ()