Economía

El Gobierno renuncia a los PGE de este año y preparará la senda para las cuentas de 2021

logo
El Gobierno renuncia a los PGE de este año y preparará la senda para las cuentas de 2021

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una rueda de prensa. EP

Resumen:

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha admitido este jueves que las previsiones de la senda de estabilidad presupuestaria han quedado «totalmente desfasadas» por la crisis del Covid-19, por lo que ha avanzado que cuando se disponga de perspectivas macroeconómica se presentará una nueva senda para presentar «en tiempo y en forma» directamente los Presupuestos de 2021, renunciando por tanto a las cuentas públicas de este año.

Así lo ha señalado Montero en una rueda de prensa con motivo de las reuniones por videoconferencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con las distintas formaciones políticas de cara al Pacto de reconstrucción social y económica de la crisis sanitaria que promueve el Ejecutivo.

Montero ha indicado que el Gobierno tenía «prácticamente preparada» la presentación del proyecto de Presupuestos de este año, conforme a la senda de estabilidad aprobada por el Congreso y definitivamente por el Senado el mes pasado, que constituía el «esqueleto» de las cuentas públicas, sin embargo debido a la pandemia ha quedado «totalmente desactualizado» con previsiones «totalmente desfasadas».

En este sentido, ha recordado que la previsión de crecimiento con la que se preparó el anteproyecto de Presupuestos para el ejercicio actual era del 1,6%, si bien ahora no tiene el «suficiente conocimiento» como para augurar el comportamiento y la caída del PIB este año y el próximo, por lo que renuncia a la presentación de las cuentas de este año, que inicialmente estaba previsto que concluyese su tramitación antes del verano, según estableció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

No obstante, ha indicado que dado que se ha estado «a punto» de presentar los Presupuestos de 2020, el Gobierno tiene «entrenamiento» y permitirá que cuando se dispongan de las perspectivas macroeconómicas volver a montar el «esqueleto» de las cuentas públicas, ya que «ya será para 2021».

«Nos adaptaremos a las fechas y cronogramas habituales de tramitación de los presupuestos y esperamos que podamos seguir año tras año presentando los PGE en tiempo y en forma», ha añadido.

La ministra de Hacienda confía en que para el momento de la presentación de las nuevas cuentas públicas para 2021 el Gobierno disponga de unas perspectivas macroeconómicas avaladas por los organismos internacionales «mucho más seguras» de las actuales, ya que las recogidas en la senda de estabilidad han quedado «absolutamente desfasdas».

«Tendremos que prentar una senda de estabilidad acorde a la situación económica y las presentaremos para los Presupuestos de 2021», ha anunciado.

Pacto de reconstrucción

En cualquier caso, antes de que llegue el tiempo de los Presupuestos el Gobierno está centrado en la mesa creada en el marco del Pacto de reconstrucción social y económica en el que trabaja el Gobierno con las formaciones políticas, las comunidades autónomas, los ayuntamientos y los agentes sociales.

Si los trabajos de la misma se encuentran avanzados en el momento de la presentación de los PGE, Montero ha indicado que los puntos de consenso servirán de base para su configuración y contendrá las «prioridades» de los distintos sectores que en el diálogo social se delimiten de cara a 2021.

«Si se presentan, las cuentas públicas deberían de fundamentarse en ese entorno»; ha apostillado Montero, quien ha insistido en que su intención es presentarlas «en tiempo y en forma» y espera que para entonces los trabajos de la mesa del pacto de reconstrucción estén avanzados y el proyecto de PGE se pueda «inspirar» en «aquellas cuestiones donde haya consenso y acercamiento entre las distintas fuerzas políticas».

Según Montero, se estudiarán distintas medidas para todos los sectores, y ha citado especialmente, el turístico, el de hostelería y restauración y el industrial, asegurando que «no se va a dejar a nadie atrás», y se sustentará todo conforme a los principios de transición ecológica, eficiencia energética y digitalización.

Comentar ()