La plataforma #UnoPuntoSiete, liderada por Makro, reúne a las grandes organizaciones de hostelería, como Euroques, Facyre o Revolución en sala, para dar voz a un sector que esta pasando por especiales dificultades durante la crisis generada por la pandemia del coronavirus.

Un total de 1,7 millones de trabajadores en España están vinculados de una forma u otra a este sector, que genera el 6,2% del PIB del país y una facturación de 123.612 millones de euros en 2018, según recoge el Anuario de la Hostelería de España 2019.

Los restaurantes y bares se vieron obligados a cerrar incluso antes de que se decretase el estado de alarma, el pasado 14 de marzo. Desde esta iniciativa, apoyada por conocidos chefs como José Mari Arzak, Ferrán Adriá o Pepe Rodríguez, solicita medidas excepcionales en una situación como la que se está viviendo a causa de la incidencia del Covid-19.

Esta plataforma pretende gestionar las reflexiones y decisiones de quienes forman el sector y han abierto una petición de firmas en Change.org para que sean escuchados, «con el objetivo de mover al sector y generar las ayudas necesarias», según explican en su página web.

«Los bares y restaurantes son el alma de nuestra economía y nuestras comunidades, y necesitan nuestra ayuda», señalan en el espacio de firmas. Asimismo, agregan que «a diferencia de otros pequeños negocios», la liquidez de este sector «es completamente dependiente de su negocio actual», por lo que, «si los establecimientos están cerrados, no hay ingresos y esto provoca que las facturas no se paguen».

De acuerdo con un estudio que ha realizado Makro, en el que han participado 3.500 hosteleros, se estiman pérdidas de más de 3.000 millones de euros en ingresos durante el primer mes que ha durado el estado de alarma, los que causaría «un -incalculable todavía- daño económico a largo plazo».