Economía

Trabajo permitirá que bares y restaurantes recuperen de los ERTE sólo a una parte de la plantilla

A partir de la fase 1 los locales de restauración pueden abrir sus terrazas restringiendo su aforo al 30%

Una trabajadora recoge la terraza de un bar situado en la Plaza Mayor de Madrid. EP

El Ministerio de Trabajo valora todos los escenarios. Si al principio de la crisis sanitaria se optó por una flexibilización de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor, que agilizó los trámites para evitar despidos y cierres empresariales; ahora se estudia cómo recuperar el empleo que necesita la hostelería para volver a levantar la persiana de forma progresiva.

En este sentido y tal como han solicitado varias patronales y empresas, el departamento que dirige Yolanda Díaz tiene en sus manos que bares y restaurantes puedan recuperar de los ERTE de fuerza mayor a solo una parte de la plantilla. Una medida que ya es posible legalmente, según indican fuentes de Trabajo, pero que el Ministerio quiere dejar clara en la norma.

Las mismas fuentes explican a este periódico que el Ministerio trabaja con la mesa del diálogo social para que se precise la normativa de los ERTE y señalan que el problema no es tanto “durante el estado de alarma” como después. Y es que los expedientes temporales por fuerza mayor son de aplicación durante el periodo que se alargue el estado de alarma. Durante ese tiempo es el Estado quien asume las cotizaciones de los empleados, así como el pago de una prestación por desempleo sin periodo de carencia. Con una flexibilización de su aplicación, los empresarios podrían rescatar de los expedientes de regulación de empleo solo a los empleados necesarios.

Procedimiento legal

“El empresario puede pedir a los empleados que vuelvan a su puesto de trabajo antes (de que termine el estado de alarma), si la actividad se normaliza, y poco a poco, en el porcentaje que les permitan las distintas fases del plan de desconfinamiento del Ejecutivo y en la medida en que puedan restablecer su capacidad productiva o sus servicios”, explica Luis Jiménez-Arellano, especialista de Derecho Laboral del Bufete Mas y Calvet.

Para que esto sea posible, el empresario debe “informar a la autoridad laboral y al SEPE. Al primero, para informar que, antes de tiempo, terminan los efectos para parte de la plantilla. Y al segundo, para que dejen de pagarles la prestación por desempleo”, describe el abogado. Además, esto puede solicitarse aunque todavía no hayan cobrado la prestación por desempleo, apunta Jiménez-Arellano: “Lo cobrarán posteriormente y con efecto retroactivo».

Hostelería pide la concreción de las medidas

Emilio Gallego, secretario general de Hostelería de España, explica a este periódico que el sector espera un “pronunciamiento expreso” por parte del Gobierno sobre si las condiciones que aplican a los ERTE se mantienen mientras se produzca una “distorsión en el mercado”. Gallego asegura que es algo que se les ha “prometido” desde el Ejecutivo pero que todavía no ha llegado la explicación sobre cómo se van a flexibilizar los expedientes.

El secretario general explica que Trabajo ha tenido reuniones con CEOE y Cepyme en relación a este asunto pero todavía “no hay una buena noticia”. Gallego ve imposible que el sector recupere el mismo nivel de empleo que en el momento que las empresas se acogieron a los ERTE en los seis meses posteriores a la reanudación de la actividad porque la “proyección” del sector turístico, ligado a la hostelería, es muy difícil. Esta medida, sin embargo, es una de las condiciones de los expedientes de regulación temporal de empleo por fuerza mayor.

El Ministerio de Trabajo estudia a contrarreloj junto al diálogo social las medidas que se pueden adoptar en relación a los ERTE para que la hostelería recupere la actividad y sus empleados vuelvan a trabajar.

Comentar ()