Economía | Empresas

Los hoteleros quieren que el Gobierno pague parte de los billetes de avión de todos los españoles este verano

El sector reclama también que los gastos en viajes desgraven en la próxima declaración de la Renta, bonos de descuentos financiados con dinero público para estas vacaciones o programas como el Imserso para europeos o para el personal sanitario.

Pasajeros con mascarilla en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

Pasajeros con mascarilla en el aeropuerto de Palma de Mallorca. ep

El sector del turismo lanza un grito de socorro al Gobierno en busca de apoyo para salvar a las empresas mientras se recupera la actividad y tras los efectos devastadores que en su liquidez y, en algunos casos, su solvencia ha provocado el parón total durante meses por la pandemia.

Las compañías turísticas reclaman ampliar los ERTE por fuerza mayor y hacerlos flexibles hasta fin de año, reforzar la financiación directa a las empresas más allá de los avales del ICO… pero también desde las patronales y las asociaciones del sector se pide al Gobierno que dé un paso más y que, como en otros países, financie de manera directa parte de los gastos de los ciudadanos para impulsar la demanda en los viajes dentro de España este verano.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Jorge Marichal, aprovechó esta semana su intervención en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados para reclamar que el Gobierno aplique descuentos en los billetes de avión de todos los residentes en España para viajes principalmente domésticos en esta temporada de verano.

 “El principal escollo que tiene el sector es la falta de conectividad aérea, sobre todo en los archipiélagos y en los destinos peninsulares de sol y playa y se debe incentivar mediante estas bonificaciones”, explica Jorge Marichal en declaraciones a El Independiente. De hecho, el presidente de la patronal hotelera plantea incluso ampliar aún más el abanico y que se estudie que los incentivos puedan aplicarse también para que las aerolíneas y los touroperadores traigan también viajeros internacionales.

Actualmente, los residentes en Baleares y Canarias reciben una bonificación del 75% del importe de los billetes de avión y de barco para todos los viajes a destinos españoles. Desde el sector turístico se reclama que de manera excepcional durante este verano y para impulsar la reactivación del negocio esos descuentos se amplíen a todos los residentes en el país.

Exceltur, el lobby que agrupa a una treintena de las grandes compañías del sector turístico en España (como Meliá, Iberia, Globalia, Riu, NH Hotel Group, Iberostar o Renfe), pide “descuentos similares” de manera general para todos los residentes para los vuelos específicamente con Baleares y Canarias, los destinos más afectados por la crisis de la pandemia y los más dependientes del turismo. Italia ya ha adoptado una medida similar aplicando bonificaciones a los vuelos con Sicilia.

En paralelo, otro de los apoyos directos que pide el sector turístico a las Administraciones pasa por repartir bonos a para abaratar el precio final que pagan los ciudadanos por sus vacaciones para impulsar así la demanda esta temporada estival, como también ha hecho ya Italia (con bonos de entre 150 y 500 euros en función del número de miembros de la unidad familiar y con un tope de renta familiar, y que sirven para que los hoteles apliquen descuentos que finalmente serán compensados por el Estado).

El presidente de la patronal hotelera Cehat apostó igualmente en su comparecencia en la comisión del Congreso por que los ciudadanos puedan beneficiarse de desgravacaciones específicas en sus gastos de viajes de este verano en la próxima declaración de la Renta. “Sería una medida que serviría para tirar la demanda. Una bonificación para los españoles que inviertan en vacaciones mediante desgravaciones animaría a viajar gracias a ese descuento”.

El lobby Exceltur ha apostado en las últimas semanas por que los bonos de vacaciones que piden al Gobierno para aplicar descuentos a los viajes fueran, además, fiscalmente deducibles como manera de reforzar las rebajas del precio y hacerlos aún más atractivos para impulsar la demanda de los clientes nacionales.

Otras de las medidas que desde el sector turístico se defienden para promover los viajes de los españoles pasan por crear programas de viajes subvencionados. El plan pasaría por organizar programas similares a los viajes del Imserso, hasta ahora reservados sólo a pensionistas, y ampliarlos a otros colectivos y promover los viajes durante la temporada baja.

El presidente del grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, ha apostado por organizar un programa específico para los trabajadores sanitarios u otras profesiones especialmente afectadas por la pandemia. El consejero delegado de Meliá Hotel International y presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, ha abogado por “extender el programa de viajes del Imserso nivel europeo con precios más acordes a los costes”.

Comentar ()