Economía

BBVA renuncia a pagar dividendo este año aunque prevé cerrar 2020 en beneficio

No contempla remunerar a sus accionistas en forma de acciones y decidirá si paga dividendo con cargo a 2020 el año que viene

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç.

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç. EP

BBVA ha confirmado que no pagará ningún dividendo en 2020, ni siquiera en forma de acciones. El consejo de administración de la entidad tomará en enero de 2021 la decisión de pagar o no una retribución a los accionistas con cargo al actual ejercicio, pero durante el año no se abonará.

«En absoluto descarto la posibilidad de pagar dividendo con cargo a 2020», ha explicado Jaime Sáenz de Tejada, director financiero de la entidad durante la presentación de los resultados del banco, para después añadir: «Lo que estamos haciendo es seguir la recomendación del supervisor y no plantear dividendo hasta que la incertidumbre de la pandemia termine y nunca, en todo caso, en 2020. La decisión la tomará el banco en 2021».

Efectivamente, el banco se ajusta así a la recomendación del Banco Central Europeo (BCE) de no pagar dividendo hasta, al menos, enero de 2021, si bien el regulador contempla la posibilidad de que las entidades abonen la retribución en forma de acciones, como ha decidido hacer Santander. BBVA, sin embargo, ha descartado esta posibilidad.

Sáenz de Tejada ha explicado, además, que «la situación actual y los precios a los que está cotizando abren la posibilidad de cambiar parcialmente el mix de la retribución al accionista y compensar parcialmente la dilución de los accionistas de los últimos años [por los pasados pagos en scrip o dividendo flexible] con una recompra de acciones».

Todo a pesar de que la entidad tiene claro que terminará el año en beneficios. «Esperamos cerrar el año con resultados claramante positivos a nivel de grupo y sobre todo en España», ha afirmado rotundamente Onur Genç, consejero delegado de la entidad, por su parte.

El banco que preside Carlos Torres ha publicado este jueves su resultado, que contempla unas pérdidas de 1.157 millones de euros durante el primer semestre de este año tras realizar provisiones por 2.084 millones de euros debido al deterioro del fondo de comercio de Estados Unidos que realizó la entidad en el primer trimestre. El banco espera compensar estas pérdidas a lo largo del próximo semestre hasta cerrar en beneficio.

Margen para fusiones

Preguntado por su situación para acometer una fusión, Genç ha afirmado que BBVA tiene «margen para hacer cualquier cosa», si bien ha insistido en que el banco está centrado en el crecimiento orgánico. «Tenemos colchón más que de sobra, la distancia hasta el requerimiento regulatorio mínimo es de 340 puntos básicos, uno de los mayores del sector», ha apuntado.

El número dos de la entidad ha rechazado referirse a entidades concretas tras ser preguntado por una posible fusión con Bankia. «La prioridad es el crecimiento orgánico», se ha limitado a señalar.

Por otra parte, el mercado ha castigado a la entidad con una caída del entorno del 9% en la mañana del jueves, algo que ha sorprendido mucho a sus gestores. «Los analistas han escrito hoy que los resultados son muy buenos, han sido francamente mejores de lo que estaba esperando todo el mundo, así que sorprende», ha explicado el director financiero de la entidad.

«Tendremos que ver si ha habido algún flujo de venta relevante», ha añadido, si bien ha reconocido que el mayor elemento de incertidumbre que existe en el banco es la situación de Perú y México (el mercado más importante del banco), países en los que «la pandemia aún no está controlada».

Comentar ()