Bloque de pisos

Bloque de pisos EP

Economía | España | Madrid | Vivienda

Los precios de los alquileres caen en julio en las grandes ciudades

La principal causa es la paralización del mercado por la crisis sanitaria que ha generado el coronavirus

Los portales inmobiliarios Fotocasa e Idealista reflejan que las precios de los alquileres cayeron en julio en las grandes ciudades. Las más afectadas por estas bajadas fueron Madrid y Barcelona, con descensos de hasta un 10% en algunas zonas. Y no son las únicas. En Valencia, Zaragoza, Sevilla o Málaga también sufrieron importantes caídas.

La principal razón que justifica la reducción de los precios es la paralización del sector inmobiliario durante el confinamiento. Pero hay más razones. Entre ellas, que muchos propietarios de inmuebles se han decantado por arrendarlos en lugar de venderlos. O también, que muchos de los dueños de los pisos turísticos han optado por convertirse en alquileres por temporada; algunos portales inmobilarios estiman que en torno a un 20%, pero incluso en algunos lugares la mutación habría sido de hasta un 25% o un 30%. Por tanto, la consecuencia de todas estas acciones sería un aumento considerable de la oferta.

La crisis que ha desatado el coronavirus ha provocado la bajada de estas rentas. En algunos casos se han llegado a desplomar. Según indica Fotocasa, en toda España el precio de los alquileres se redujo con respecto a mayo un 1%, en junio un 0,8% y julio otro 0,8%. El precio medio de alquiler en julio fue de 10,73 euros por metro cuadrado. Pero sigue siendo superior al del año pasado, en un 7,9% más. Es cierto que el incremento interanual de julio es menor que el registrado en otros meses, cuando rondaba el 10%. Según Anaïs López, directora de Comunicación de Fotocasa, el incremento interanual se debe a «la alta demanda de vivienda en alquiler y la escasa oferta que no se adecúa a las necesidades de la demanda».

Mientras Fotocasa sostiene que el precio de los alquileres disminuyó en julio en España, Idealista, sin embargo, apunta a una subida del 0,1%, hasta situar el precio medio en 11,3 €/m2. Este portal señala que el precio de los arrendamientos es un 0,4% inferior al de hace tres meses, y un 0,5% menor que el precio máximo de la serie histórica, alcanzado en mayo. A pesar de estas diferencias, ambos portales coinciden en señalar la bajada de los precios en las grandes urbes.

Madrid y Barcelona

Las dos ciudades más pobladas han sufrido importantes pérdidas, según apuntan Idealista y Fotocasa. Aunque también hay diferencias sobre cuánto caen. Si se toman como referencia los datos de Idealista se habría producido un sorpasso: a día de hoy es más caro alquilar en Madrid que en Barcelona. En la Ciudad Condal el precio cayó un 3,1%, hasta situarse en 16,2 €/m2, mientras en la capital de España el valor medio sólo habría disminuido en 1,7 puntos, hasta los 16,3 €/m2.

Según los datos que proporciona Fotocasa, el alquiler por metro cuadrado seguiría siendo más caro en Barcelona que en Madrid. En la primera ciudad, el precio medio lo sitúa en torno a los 16,31 €/m2. En cambio, en la segunda sería de 16,78 €/m2. El portal sostiene que la ciudad más cara para alquilar es Ibiza (18,02 €/m2).

Asimismo, Fotocasa indica que en Madrid los precios han bajado en 16 de los 19 distritos. Las mayores caídas se han producido en: Puente de Vallecas (-3,4%), la sigue Chamartín (-2,8%), Centro (-2,4%) y Barajas (-2,1%). De los tres distritos donde los precios han subido más, Arganzuela (0,6%) está a la cabeza. Los distritos más caros son: Salamanca (18,63 €/m2), Centro (18,18 €/m2) y Chamberí (18,05 €/m2). Usera es el distrito más barato (11,80 €/m2).

En Barcelona, según Fotocasa, los distritos con más bajadas son Horta–Guinardó (-5,1%), Gràcia (-4%), Les Corts (-3,7%), Eixample (-3,3%), Sant Andreu (-2,9%), Sants-Montjuïc (-2,1%), Sant Martí (-1,6%), Sarrià–Sant Gervasi (-1,5%), Ciutat Vella (-1,1%) y Nou Barris (-0,7%). El más caro es Ciutat Vella (18,04 €/m2 ), y el más económico, Nou Barris (13,38 €/m2).

Datos por comunidades autónomas

Comparativa de los precios por comunidades autónomas. El Independiente

En los datos sobre las comunidades autónomas hay importantes contrastes. Los dos portales apuntan a subidas en Extremadura (4,2% y 2,3%), Cantabria (3,2% y 4,4%), La Rioja (1,2% y 0,6%), Murcia (0,7% y 2,1%). En el caso de Galicia y el País Vasco, Fotocasa indica que se mantuvieron los precios, pero idealista sostiene que aumentaron un 1,9% y en un 0,4%. En el caso de Asturias, Idealista señala que no hay ninguna variación, mientras que Fotocasa sostiene que creció un 1,8%.

Ambos portales señalan que el precio de los alquileres decreció en Madrid (-1,9% y -1,3%), Cataluña (-1,6% y -1,5%), Navarra (-1,2% y -1,9%), Baleares (-0,4% y -3,6%) y Valencia (-0,3% y -0,5%). Con respecto a Canarias, Fotocasa no muestra ninguna variación, pero Idealista sostiene que cayó un 2,2%.

En los casos de Castilla la Mancha, Andalucía y Aragón, los portales muestran datos contrarios. Sobre la primera, Fotocasa muestra una caída de 2,6 puntos, en tanto Idealista muestra una subida de 0,8 puntos. En la región andaluza, según Fotocasa bajaría en 0,6 puntos y según Idealista aumentó en 0,3 puntos. Y, por último, en Aragón, en base a los datos de Fotocasa, disminuyó en un 0,5%, mientras que si se toman los de Idealista subió en un 0,5%.

La caída de los pisos turísticos

Los pisos turísticos en los últimos años han estado en auge, pero se han visto muy perjudicados por el difícil escenario que atraviesa el turismo debido a la crisis desatada por el Covid. El sector turístico es uno de los principales motores de la economía española. El año pasado, se alcanzó la cifra de 83,7 millones de visitantes, dato muy lejano al de este año, porque el sector ha estado paralizado durante los meses de estado de alarma.

Es cierto que había esperanza en la desescalada. Se confiaba en que la situación amainase en verano y se pudiera reactivar la actividad, pero finalmente no ha sido así. El Ministerio de Turismo comunicó que la caída de turistas en julio fue de un 78,7% y en junio de un 97,7%. Las restricciones impuestas por muchos países para visitar España, como las de Reino Unido o Alemania, han supuesto un duro golpe.

Las modalidades de alquiler de los pisos en España son tres: la residencial, cuando se trata de largas estancias; el alquiler turístico, cuando se alquila por días; y la de temporada, en la que los contratos duran entre un mes y un año. Esta última opción es a la que se están acogiendo los propietarios de los pisos turísticos, con el objetivo de preservar parte de los ingresos que obtienen con estos pisos, que son en definitiva inversiones económicas.

Comentar ()