Economía

España pierde 15 millones de turistas en verano en plena segunda ola de contagios

Las llegadas de viajeros internacionales se hunden más de un 75% en julio y agosto, tradicionalmente los meses de más demanda en el país del sol y playa. En verano sólo vinieron 4,9 millones de turistas, frente a los casi 20 millones del año pasado.

Cartel informativo sobre la distancia de seguridad en una playa de Mallorca.

Cartel informativo sobre la distancia de seguridad en una playa de Mallorca. efe

El turismo confirma su desplome en verano pese a la apertura de fronteras y en plena ola de contagios. Tras meses de parálisis total, el sector inició su reactivación muy a finales de junio con el fin de las restricciones de movilidad dentro del país tras el estado de alarma y con el levantamiento del cierre de las fronteras. La reactivación quedó totalmente truncada por los vetos de países europeos (cuarentenas forzosas, inclusión de España en listas negras de países de riesgo…), que han dado la puntilla a una temporada estival entre la proliferación de los contagios.

El resultado es que el hundimiento de las llegadas de turistas internacionales persiste y en julio y agosto, los meses en que tradicionalmente se concentra un mayor número de visitantes extranjeros, la debacle se ha traducido en la pérdida de más de 15 millones de turistas en relación al año pasado.

España recibió en julio 2,46 millones de turistas internacionales, lo que supone un desplome del 75% en relación a los 9,8 millones de visitantes del año pasado. Y en agosto la cifra de llegadas se ha repetido, con 2,44 millones de visitantes, casi un descenso de casi el 76% y 10,13 millones de turistas menos, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En lo que va de año, las llegadas de visitantes internacionales acumulan una caída del 73%. Entre enero y agosto España ha recibido algo menos de 15,7% millones de turistas, frente a los más de 58millones que registraba en el mismo periodo del año pasado y que marcaban un nuevo máximo histórico.

Con Reino Unido imponiendo una cuarentena forzosa a los viajeros procedentes de España y con Alemania incluyendo al país en la lista negra de destinos de riesgo, Francia desbanca a ambos y se ha colocado como principal mercado emisor de viajeros en julio y en agosto. Los franceses volvieron a liderar en agosto el número de llegadas, con 863.665 turistas (-57,2%), seguidos de alemanes (con 298.217 viajeros, un 73,6% menos) y los británicos (256.528 visitantes, con un desplome del 88,2%).

En lo que va de año, Francia también se coloca como principal mercado emisor (con cerca de 2,9 millones de turistas y un descenso del 64,7% respecto a los ocho primeros meses de 2019), por delante de Reino Unido (con más de 2,6 millones y una bajada del 78,9%) y Alemania (con casi 2,1 millones de turistas, un 73,0% menos).

Cataluña la región con más turistas extranjeros agosto, con 459.271 visitantes, el 18,8% del total, pero con una caída del 80,6% respecto al mismo mes del año pasado. Le siguen Baleares, con 453.794 turistas, el 18,6% del total aunque con una caída del 79,9% y la Comunidad Valenciana, con 430.092 turistas (el 17,6% del total) y una disminución anual del 66,2%. Los fuertes descensos se repiten en otras regiones, como la caída del 74,1% en Andalucía, del 76,9% en Canarias o el  88,8% en Comunidad de Madrid.

En el acumulado de los ocho primeros meses de 2020 las comunidades que más turistas han recibido son Cataluña (con más de 3,2 millones y un descenso del 76,5% respecto al mismo período de 2019), Canarias (con casi 3,2 millones y una bajada del 63,2%) y Andalucía (con cerca de 2,3 millones, un 72,6% menos).

Lo que gastan los turistas y lo que ingresa España

El INE también ha hecho públicos este viernes los resultados de la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur) de agosto, que reflejan que los turistas extranjeros realizaron gastos por 2.457 millones de euros, un 79% menos que en el mismo mes del año pasado.  Y durante los ocho primeros meses de 2020 el gasto total de los turistas internacionales cayó un 73,8%, para quedarse en los 16.747 millones de euros. Un importe que equivale a todo lo que han gastado en todo su viaje, no sólo lo que han gastado en España.

Entre enero y julio, España ha perdido 30.000 millones de ingresos por turismo

Egatur no está diseñada para cuantificar el impacto económico que los viajeros internacionales generan en España. Sirve fundamentalmente para registrar la evolución del gasto de los viajeros, elaborar perfiles de turistas que más gastan, detectar tendencias de cambio en estos perfiles…

Cada año más de 100.000 turistas internacionales responden a la encuesta en puntos fronterizos por carretera, aeropuertos, puertos… y dicen cuánto han gastado durante su viaje. Durante todo el viaje, no sólo durante su estancia en España, así que también se incluyen los gastos realizados en el país de origen (como por ejemplo el pago de los billetes de avión a una compañía aérea extranjera, el abono a una agencia de viajes en su país de residencia…).

Así que de los 16.747 millones de gasto los turistas en lo que va de año sólo una parte se realiza en España: en concreto, tradicionalmente en torno sólo dos tercios de esa cantidad serían gastos efectuados en el país y que, por ello, tienen impacto en la economía española.

Es la balanza de pagos del Banco de España la única estadística que sirve para cuantificar los ingresos reales que el turismo internacional deja en el país. Está basada en datos de Egatur, pero el Banco de España los depura para medir las divisas que percibe la economía española por el gasto que realizan los viajeros extranjeros durante su estancia en el país. Una suerte de ingresos de exportaciones por turismo a efectos contables.

El Banco de España sólo ha publicado de momento datos oficiales de la balanza de pagos con los ingresos por turismo acumulados entre enero y julio de este año. En esos siete meses, en el que se incluye el estado de alarma y el cierre de fronteras, los ingresos se han hundido hasta sólo 11.200 millones de euros, un 72% menos que los 40.200 millones atesorados en el mismo periodo del año pasado (30.000 millones menos entre un ejercicio y otro de lo que los turistas realmente gastaron en España), según los últimos datos de la balanza de pagos.

Comentar ()