Economía | Empresas

Así afrontan los hosteleros madrileños el invierno más duro

Restaurantes y bares preparan sus locales y terrazas para una temporada invernal con más condicionantes que nunca

terraza-temperaturas-invierno-1440x810

Terraza cubierta EP

Los hosteleros sufren día tras día los efectos de la pandemia. La crisis económica provocada por la alerta sanitaria del coronavirus acorrala al gremio. El confinamiento nacional durante la primavera y la escasez de turismo extranjero en verano han supuesto un gran perjuicio para el sector.

La Generalitat de Cataluña ha aprobado este miércoles el cierre de todos sus bares y restaurantes durante 15 días. La semana pasada, la Comunidad de Madrid implantó una reducción del aforo, limitando el horario de los establecimientos. Los restaurantes luchan por subsistir ante esta situación y para ello la clave pasa por una adaptación vertiginosa a las circunstancias.

Los locales se preparan para el invierno más duro, en el que se pondrá a prueba su supervivencia. Aquellos que no modifiquen su método y disposición habitual se verán abocados de manera definitiva al mismo destino que viven temporalmente los hosteleros en Cataluña.

Las teorías científicas que sustentan la tesis de la transmisión aérea de coronavirus ganan peso. El consumidor busca espacios al aire libre o bien ventilados. La necesidad de ocupar preferiblemente las terrazas a los espacios interiores, así como la ventilación de los mismos, se presumen como un reto frente a la bajada de temperaturas. Los restaurantes afrontan inversiones para acondicionar estos espacios y exprimirlos al máximo.

El Kiosko de Serrano

La calle Serrano es una de las arterias principales del barrio de Salamanca, en el número 120 encontramos El Kiosko. El restaurante de Serrano cuenta, además de con un espacio interior, con dos terrazas, una en esa misma calle y otra en la calle del General Oraá.

restaurante-kiosko-serrano-1024x768
Fachada de El Kiosko en la esquina de la calle serrano y la calle General Oraá (Madrid)

Desde el restaurante explican que «la gente siempre que puede opta por la terraza». El Kiosko de Serrano ha adaptado sus dos espacios exteriores para aprovechar esa clientela. La dirección asegura que las dos terrazas «están tapadas con sombrillas y acristaladas a media altura por tres lados». Para el frío también están listos, «hemos acondicionado las zonas con cuatro estufas eléctricas y dos setas de calor».

Una de las ventajas que presenta este local es su ventilación. Su situación esquinada hace que tenga dos puertas, una en cada calle, que «permanecen abiertas» para favorecer la renovación del aire. La dirección señala que a pesar de que «no se pueden hacer previsiones» siempre tratan de mejorar el entorno.

Grupo La Máquina

Lo que empezó como un restaurante familiar en 1982 se ha convertido en uno de los grandes grupos de restauración de Madrid. La Máquina suma 16 locales en Madrid, repartidos en importantes localizaciones como el Estadio Santiago Bernabéu, El Corte Inglés, La Moraleja, Chamberí, barrio de Salamanca, Pozuelo de Alarcón o la zona de negocios de -por el momento- las cuatro torres. Alrededor de 650 personas componen esta más que importante empresa dedicada a la hostelería.

restaurante-lamaquina-madrid-960x1440
Terraza de un restaurante de La Máquina en la calle de Jorge Juan en Madrid

Desde el Grupo La Máquina señalan que «casi todas las reservas piden terraza». Sus restaurantes LUX Madrid y La Máquina Jorge Juan» han incorporado recientemente nuevas terrazas». La Máquina Jorge Juan añade otro espacio exterior en la calle que da nombre al establecimiento al ya instaurado en la calle de Puigcerdá.

La Máquina tiene claro que este invierno «hay que ocupar las terrazas como en otros sitios de Europa», pese a que la temperatura no sea la más agradable. Para ello, el grupo han llevado a cabo «la compra masiva estufas».

jardin-lamaquina-madrid-523x350
Terraza de El Jardín de La Máquina en Pozuelo de Alarcón (Madrid)

El Jardín de La Máquina en Pozuelo de Alarcón tiene «el jardín más espectacular» del grupo. La Máquina ha habilitado el jardín para que este invierno pueda ser disfrutado por sus clientes. El entorno está preparado para poder ser aprovechado también durante el frío. Además de estas mejoras en sus terrazas, La Máquina «cumple con toda la legislación actual» referente a las medidas de ventilación en interiores.

Anubis Coctelería Trafalgar

La coctelería Anubis se encuentra junto a la plaza de Olavide, en pleno corazón de Chamberí. Tiene una terraza en la calle Trafalgar, pero la joya de la corona está en su interior. Anubis tiene un patio que se puede disfrutar incluso en invierno ya que está techado.

anubis-cocteleria-trafalgar-1242x833
Patio interior de Anubis Coctelería en la calle Trafalgar (Madrid)

Los responsables de Anubis Coctelería en Trafalgar tienen claro que independientemente de la situación actual «la gente siempre prefiere terraza». La coctelería cuenta con mesas en el exterior y con un patio cubierto por una lona para satisfacer esta necesidad. Desde Anubis señalan que están comprando más calefactores de butano «para que el cliente esté más cómodo» al aire libre.

El patio está tapado por unas lonas de plástico que los trabajadores abren «de manera periódica para mantener el ambiente ventilado». Además, en la zona interior del local hay extractores y generadores de ozono que purifican el aire y lo mantienen limpio.

Comentar ()