Economía

España cierra 2020 con un paro juvenil del 40%

Más de la mitad de los jóvenes en Andalucía y Extremadura están en paro

La tasa de paro juvenil en España es la más alta de Europa

Varios jóvenes salen del Metro de Ciudad Universitaria. Ricardo Rubio / Europa Press

Cuatro de cada diez jóvenes menores de 25 años está en paro en España. Se trata de la peor tasa de desempleo juvenil en toda la Unión Europea y aunque no es la primera vez que nuestro país ocupa este puesto, la cifra del 40,13% se ha consolidado durante la crisis del coronavirus. Entre el primer y el último trimestre de 2020, la cifra de parados jóvenes ha crecido un 17%, 86.200 desempleados más en el año de la pandemia. 

Las cifras corresponden a la última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en la que se observa que la tasa de paro en España alcanzó el 16,1% el pasado año, un punto porcentual por debajo de lo pronosticado por el Gobierno.

El empleo juvenil en nuestro país está ligado a la precariedad y a la temporalidad. De los 742.000 asalariados en el sector privado menores de 25 años, 473.200 tienen contratos temporales y 268.900 tienen contratos indefinidos. Esta cifra refleja uno de los motivos por los que los jóvenes han sido uno de los colectivos más afectados por la crisis. Los contratos temporales son más habituales entre los jóvenes y a la vez, los temporales fueron los primeros empleos en perderse en el inicio de la crisis.

Durante la primera ola de la pandemia, el 70% de los empleos destruidos correspondía a contratos temporales. Además, en la desescalada, tras el primer estado de alarma, mientras otros grupos de edad recuperaban el empleo hasta en un 70%, los menores de 30 sólo recuperaban el 17% de los puestos de trabajo. El número de ocupados entre el primer trimestre de 2020 y el último se redujo en un 13,5%. El año cerró con 853.800 ocupados menores de 25 años, la cifra más baja desde 2015.

Más de la mitad en algunas CCAA

Aunque la tasa media de paro juvenil es del 40,13% en toda España, lo cierto es que la tasa es desigual por territorios. Ceuta y Melilla registran tasas superiores al 65% en desempleo de menores de 25 años; Canarias obtiene un 57,7% y Andalucía del 52,21%. Esto significa que más de la mitad de los jóvenes que quieren trabajar y están en búsqueda de empleo están en paro en estas regiones. Extremadura tiene un 48% de paro juvenil y Baleares un 41%. En el lado contrario, La Rioja (23%) y Navarra (20%) son las regiones con mejores tasas de paro juvenil.

Por sexos, la tasa de paro juvenil es ligeramente superior entre las mujeres, del 41,63%. Para los hombres menores de 25 años, la tasa de paro es del 38,9%. Son especialmente llamativos los datos de paro juvenil entre los hombres en Melilla, superior al 80%. La misma situación se produce, según datos del INE, entre las mujeres jóvenes de Ceuta, con una tasa superior al 80%.

Políticas de empleo

Pese a ser uno de los colectivos más afectados por la crisis del coronavirus, lo cierto es que no se ha impulsado ninguna política específica dirigida a los jóvenes. Las políticas desarrolladas por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, así como las del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones durante la pandemia no hacen distinciones por edades, excepto el ingreso mínimo vital, que excluye a los menores de 23 años excepto en situaciones muy concretas.

El Ministerio que dirige Yolanda Díaz se encuentra negociando en el marco del diálogo social un Plan de Garantía Juvenil para atajar el problema del paro entre los más jóvenes y evitar que España tenga otra “generación perdida”. 

Desde el Consejo Económico y Social se ha instado al Gobierno a utilizar los fondos europeos para incentivar la contratación de jóvenes y garantizarles un empleo de calidad. Esta semana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió una inversión de 750 millones de euros para el empleo juvenil. 

Te puede interesar

Comentar ()