Economía | Empresas

De lavadoras en fin de semana a cocinar de noche: así te afectará la nueva factura de la luz

El próximo mes de junio entrará en vigor la nueva tarificación del consumo eléctrico en los hogares

Imagen de un potenciador de luz junto a varios billetes de euros y algunas monedas

Christian Oehlenberg/Pixabay

Iba a ser a principios de abril, pero finalmente no será hasta junio cuando entre el nuevo modelo en la factura de la luz que afectará a todos los hogares y empresas españolas. La nueva tarificación, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) “incentiva el uso de las redes en los periodos horarios donde la saturación de las mismas es menor y se desincentiva su uso en las horas de mayor demanda donde la probabilidad de saturación de las redes es más elevada”.

La nueva forma de medir el consumo, explica la CNMC, “permite a los clientes de las comercializadoras conocer con mayor precisión los precios para incentivar un consumo eficiente”.

Fue a inicios del 2020 cuando el BOE publicó la circular que establecía la manera de calcular los peajes de transporte y distribución. Para ello, el Gobierno modificará la parte fija (potencia contratada) y la variable (potencia consumida). El Ejecutivo le dará más importancia al consumo que se ha generado en los hogares y empresas.

Por ejemplo, aquellos contratos con menos de quince kilovatios de potencia contratada (la mayoría de los usuarios domésticos y pymes), el 75% de los cargos se calcularán en función del consumo, y el 25% será un fijo en función de su potencia contratada.

Para el resto de los consumidores, el 40% de los cargos procederá del término fijo y el 60% tendrá origen en el término variable. El Ejecutivo y la CNMC han diseñado tres diferentes estadios en los que el precio de la electricidad si se tiene contratado el precio regulado (hora punta, llano o valle) por lo que el coste para poner una lavadora o encender la cocina de inducción será diferente según en el período en el que nos encontremos.

En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) explica que el impacto de las nuevas tarifas afecta a todos los hogares, ya que son costes del sistema eléctrico, “pero solo a una parte del recibo mientras que el resto dependerá de si tienen contratado el PVPC o una tarifa del mercado liberalizado. Y los efectos serán muy diferentes según la tipología del hogar, la distribución de consumos y el esfuerzo que se haga para modificar sus hábitos”. 

Además, señalan que “en el mercado liberalizado, las comercializadoras tendrán flexibilidad para hacer sus propuestas de tarifas finales que los consumidores deberán valorar con atención”.

Diferentes fases

Así, el horario de Hora Punta será el más caro y tiene un período comprendido entre las 10:00 y las 14:00 horas y por la tarde/noche entre las 18:00 y las 22:00 horas.

El más barato, denominado, Hora Valle es el que abarca desde las 00:00 horas y las 08:00. Mientras, el período llamado Hora llana va desde las 8:00 a 10:00 horas, por la tarde de 14:00 horas a 18:00 horas, y por la noche de 22:00 a 23:59 horas.

Según la nueva normativa redactada por la CNMC y el Gobierno, los fines de semana tendrán una consideración de Hora Valle por lo que será más barato poner la calefacción o hacer la colada.

Cabe recordar que con esta nueva tarificación el Gobierno pretende rebajar la tarifa de la luz en torno a un 15%. OCU ha realizado estimaciones y considera que para un hogar medio con tarifa regulada PVPC, que tiene contratados 4,6 kW de potencia y consume 3.500 kWh al año el impacto será casi inapreciable: una reducción del 0,7%, que equivale a 5 euros de ahorro al año.

Comentar ()