Economía

Seis sectores a los que ha beneficiado la pandemia

Una mujer teletrabajando en su casa.

El teletrabajo ha beneficiado al sector de la ciberseguridad Ivan Samkov

La crisis del coronavirus ha provocado un hundimiento de la economía sin precedentes. Sectores como la hostelería o el turismo se han visto muy perjudicados, se han destruido miles de empleos y han desaparecido muchas empresas que no han podido sobrevivir al golpe.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda, hay sectores a los que la pandemia les ha beneficiado o les ha transformado de una forma que ha hecho crecer su negocio. La escuela de negocios TBS considera que la logística o las energías renovables son algunos de ellos. Estos son los seis sectores a los que ha beneficiado la pandemia.

1. Logística

Con las restricciones de movilidad, las compras online se dispararon. El sector logístico a corto alcance, especialmente el llamado ‘transporte de última milla’, fue vital para atender el aumento de la demanda. De la misma manera, los servicios de distribución y entrega de bienes, como correos y paquetería, así como el servicio de delivery de comida, han podido aumentar sus ingresos por el hecho de ser considerados ‘actividades esenciales’ durante este tiempo.

Las redes de transporte de mercancías internacional también están cumpliendo con la titánica tarea de distribuir las vacunas en unas condiciones realmente complicadas y, en su momento, incluso el sector aeronáutico trató de amortiguar la crisis convirtiendo las aeronaves de pasajeros en cargueros de material sanitario en un momento dónde había escasez de EPIs, mascarillas y gel hidroalcohólico.

De esta manera, no faltan expertos que afirman que durante los próximos años el sector de la logística, tanto en distribución como en almacenamiento, experimentará un crecimiento nunca visto. Según Diana Filipescu, profesora de International Business de la escuela de negocios TBS en Barcelona: “Tecnologías como la inteligencia artificial (IA) y el Internet of Things (IoT) serán clave en la formación de modelos de negocio tecnológicamente avanzados y, por lo tanto, altamente competitivos».

2. Energías renovables

En la época más dura del confinamiento, las imágenes de la fauna salvaje retomando el espacio de las ciudades agitaron más de una conciencia. La emergencia climática se ha convertido en un problema global y no es de extrañar que una gran parte de los Fondos del Plan Europeo de Recuperación contra el Covid se destine a aquellas iniciativas que alienten al uso de un consumo de energía responsable, así como para la transformación de los países para generar energías sostenibles.

Con esto, las administraciones ya están proyectando sistemas de electrificación de vehículos a gran escala y también el sector automovilístico ha puesto la directa en un apartado donde hasta hace poco estaban dudando de su rentabilidad.

3. Contenidos audiovisuales

Los contenidos audiovisuales durante este último año han conseguido mucha más relevancia. Plataformas digitales como Netflix se han visto inmersas en este crecimiento exponencial, consiguiendo en un solo trimestre 16 millones de suscriptores, siendo así el mayor aumento en sus 13 años de historia. Además, su competencia directa, HBO crece un 210% de consumo de contenidos en streaming desde que empezó la cuarentena, convirtiéndose en la plataforma con más crecimiento durante el confinamiento.

El ocio digital que tanto se ha disparado durante este último año, no solo ha beneficiado a cine y series, sino también a la figura de los streamers mediante la plataforma de Twitch, originalmente vinculada al sector de los gamers. Esta plataforma logra ser líder entre los servicios de transmisión de juegos con un 67,6% de la cuota de mercado.

También cabe destacar que las plataformas de videoconferencia han experimentado un crecimiento sin precedentes. Por poner un ejemplo, recientemente Zoom hizo públicos sus resultados de 2020, dónde desvelaron que ingresaron 2.651 millones de dólares, hasta un 326% más que en el ejercicio anterior.

4. Alimentación

Las operaciones del sector primario en su inmensa totalidad, la distribución alimentaria y los canales de venta han sido unos claros ganadores de la pandemia, ya que todos los sectores básicos y esenciales para el consumo forman parte de las actividades esenciales. De esta manera, en 2020 el sector agroalimentario ha aportado un 3,8% al PIB español, una cifra mayor que la de 2019 en casi un punto porcentual.

Aun así, la cadena alimentaria también ha tenido que adaptarse de la manera más rápida posible a la situación epidemiológica para poder garantizar su servicio a una población que ha cambiado sus hábitos y el consumo alimentario en el hogar ha ganado peso.

5. Ciberseguridad

El teletrabajo forzado ha llevado a las empresas a tomar en serio todas las precauciones posibles, ya que en muchos casos se han tenido que trasladar a la nube datos sensibles. Además, muchas de las redes domésticas no contaban con un grado de seguridad suficiente, con lo que se ha producido un aumento en las ventas de software de seguridad como VPN, antivirus y cortafuegos.

Sin ir más lejos, según el IDC Cybersecurity Digital Forum, este 2021 se prevé que el mercado de la seguridad en las redes en España sobrepase los 1.324 millones de euros en 2021, un 8,1% más que en 2020.

6. Educación

Otro sector que también ha resultado curiosamente beneficiado en esta crisis ha sido el de la educación, especialmente los centros de másters y posgrados y las escuelas de negocio. “En el momento que las medidas sanitarias nos lo permitieron, apostamos por el formato híbrido, combinando la presencia de estudiantes en el campus con la formación online, para que los estudiantes pudieran seguir enriqueciéndose de las clases en el campus y la posibilidad de interacción», afirma Margarita Servera, responsable de Marketing y Desarrollo de TBS.

Te puede interesar

Comentar ()