Economía | Transporte

Un camión pagaría hasta 150 euros por cruzar España tras la aplicación de los nuevos peajes

Peaje.

Peaje. EP

El precio por cruzar España con un camión de punta a punta podría ascender hasta los 150 euros tras la aplicación de los peajes que el Gobierno planea poner en marcha a partir de 2024 como parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, según ha informado OBS Business School.

El profesor Javier San Martín ha explicado que en España podría aplicarse lo que se conoce como una Euroviñeta, una tasa que afectaría a los turismos con el pago de 9 céntimos por kilómetro y a los vehículos de transporte de mercancía pesada con 19 céntimos. El instituto ha recordado que 23 de los 25 países que componen actualmente la Unión Europea cuentan con algún tipo de gravamen parecido.

Aunque en España existe actualmente un impuesto similar, solo afecta a las concesionarias y, como ha explicado San Martín, en la mayoría de casos dejarán de estar vigentes en los próximos años.

A pesar de que a nivel económico esta tasa ayudará a abastecer las arcas públicas y a hacer frente a la crisis provocada por el Covid-19, OBS Business School ha recordado que esta medida tiene una motivación ecológica.

En cuanto al modo en que se efectuará su cobro, existen varias posibilidades. Una de ellas es que la tasa sea variable en función del tipo de vehículo. También se ha especulado con que se establezca un pago por kilómetro basado en el peaje tradicional o a través de sensores colocados en el vehículo para detectar cuando entra o sale de una vía de alta capacidad.

Los últimos países que la han puesto en marcha lo han hecho con un sistema de reconocimiento de la matrícula que asocia el vehículo a un propietario y una cuenta, a la que se pasa el cobro de la tasa cuando se detecta que el vehículo ha utilizado una vía de pago.

Impuesto al diésel

También se ha anunciado que habrá un nuevo impuesto al diésel que lo equiparará con la gasolina o incluso hará elevar su valor por encima de este. «Ahora mismo no tiene mucho sentido que el diésel tenga unos impuestos especiales inferiores a otros combustibles», ha señalado Javier San Martín.

Los impuestos de vehículos de tracción mecánica también podrían aumentar con el propósito de gravar más a los vehículos con motorizaciones más contaminantes. No se ha especificado cuál será el método para hacer, a pesar de que se espera que se usen diferentes baremos para determinar la capacidad de contaminar en función de la antigüedad del motor, el tipo de motor y el de combustible, o se hará una transformación completa del impuesto y se buscará otra manera de gravar que prime la existencia de motores más ecológicos.

El experto de OBS Business School ha afirmado que cabe esperar más impuestos de este tipo ya que la obligación de ajustarse a las normativas europeas sobre el medioambiente se harán más intensas en el corto plazo, para cumplir con las exigencias del Tratado de París y con el Plan de Descarbonización.

Te puede interesar

Comentar ()