Economía | Empresas

Las aerolíneas avisan de cancelaciones en verano si el Gobierno no planifica la vacunación de pilotos y tripulantes

Según los cálculos de la asociación que agrupa a las aerolíneas españolas, este verano está previsto operar un 60% de los vuelos que se realizaron en 2019. Aún siguen a la espera de que Sanidad aborde la cuestión con los expertos

Un avión de Iberia Express en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas.

EP

La movilidad internacional comienza poco a poco a recuperarse y el flujo de turistas está a la vuelta de la esquina con la llegada del verano. Pero las aerolíneas temen que la falta de planificación en la administración de las dosis pueda dejar a más de un avión en tierra en una etapa clave para el reimpulso la actividad.

Aunque llevan semanas pidiendo a diferentes departamentos del Ejecutivo central que se priorice la inoculación de dosis a las tripulaciones de las aeronaves, no han recibido respuesta por parte del Gobierno ni de las administraciones regionales.

«Si no se les vacuna antes, al menos pedimos que las mutuas de las compañías puedan administras las dosis», explican desde ALA, la Asociación de Líneas Aéreas. De lo contrario, la operativa de los vuelos puede complicarse, con el consiguiente riesgo de sufrir cancelaciones en un momento donde no se pueden permitir «ni una».

Por su parte, desde el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) recuerdan que puede darse la circunstancia de que, por la premura con la que son citados los pacientes en algunas Comunidades, determinados vuelos programados se encuentren de un día para otro sin suficiente personal y sin posibilidad de que las aerolíneas lo cubran con tripulantes de reserva.

En este sentido, aseguran que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha establecido un periodo de entre 48 y 72 horas tras la vacunación en el que las tripulaciones no deben volar, «por lo que una adecuada planificación es indispensable», enfatizan. Recuerdan que en Estados Unidos, Delta Airlines se vio obligada a cancelar hasta 100 vuelos en un fin de semana por la falta de tripulantes, que habían sido citados para recibir su dosis.

Fuentes oficiales del Ministerio de Sanidad consultadas por El Independiente aseguran que la posibilidad de que la ponencia de vacunas formada por expertos y representantes de la Administración abra el debate en su seno y, posteriormente, lleve la propuesta a la Comisión de Salud Pública. En este órgano, con la participación de las Comunidades Autónomas, se deciden semana a semana los cambios en la estrategia de vacunación.

Fuentes de la ponencia de vacunas no descartan que en las próximas reuniones del órgano técnico se ponga esta problemática sobre la mesa

Fuentes de la ponencia consultadas por este diario recuerdan que dentro de la estrategia nacional de vacunación se mencionan los criterios de impacto socio-económico y no descartan que en las próximas reuniones del órgano técnico se ponga esta problemática sobre la mesa. En cualquier caso, una vez que se ha vacunado a los colectivos de mayor vulnerabilidad y al personal de servicios esenciales, su hoja de ruta pasa en estos momentos por mantener el orden de inyección de las dosis en función de los tramos de edad.

En este sentido, las citadas fuentes recuerdan que el debate de las dos últimas sesiones ha girado de forma «monográfica» en torno a qué hacer con la segunda inyección de la vacuna de AstraZenenca.

Por otro lado, minimizan el impacto que la no vacunación prioritaria de pilotos y tripulantes de cabina puede tener en la operatividad de los vuelos en los próximos meses. «Siguiendo los criterios de edad, un gran porcentaje de los pilotos y miembros de la tripulación de los aviones ya habrán recibido alguna pauta cuando lleguen los meses de verano», arguyen.

Desde el Ministerio de Transportes, al que los pilotos han trasladado formalmente su reivindicación, se remiten directamente a la estrategia de Sanidad. Sin embargo, en el departamento que dirige Carolina Darias trasladan también que no tienen intención de llevar el debate al órgano técnico para que estudie el asunto.

Riesgo de contagio

Al margen de eventuales problemas de operatividad que puede causar una vacunación no planificada de las tripulaciones, los representantes de las líneas aéreas consultadas insisten en que quienes prestan servicio en los vuelos comerciales están especialmente expuestos al covid-19 por la naturaleza de su trabajo dentro de un espacio cerrado como el avión y el contacto directo con viajeros de todos los países.

Según una estadística realizada por el propio COPAC, un 15% de los pilotos se han contagiado -en algunos casos con un desenlace fatal-, frente al 7,2% de la población de nuestro país, aseguran. «Un aumento de las operaciones aéreas implicará un mayor número de contagios si no se toman las medidas de protección y prevención adecuadas, entre ellas la vacunación», alegan. Asimismo, recalcan que «la vacunación de las tripulaciones aportará una mayor seguridad sanitaria al transporte aéreo y a los usuarios».

En este sentido, piden que el Ejecutivo establezca una planificación acordada con los operadores aéreos para establecer turnos de vacunación acordes a las programaciones de los profesionales. Fuentes de una compañía aérea que opera en España trasladan su malestar por el poco margen de tiempo con el que sus trabajadores pueden ser citados por las correspondientes administraciones regionales para recibir su dosis del fármaco.

Según los cálculos de ALA, este verano está previsto operar un 60% de los vuelos que se realizaron en 2019

Un extremo que puede trastocar las planificaciones de personal de forma notable en un momento crítico para el tráfico aéreo. Según los cálculos de ALA, este verano está previsto operar un 60% de los vuelos que se realizaron en 2019, el año previo a la pandemia.

Así que, si finalmente se mantiene el criterio de edad, «la temporada de turística de verano y la reactivación del transporte aéreo se podrían ver comprometidas, tanto por la exposición al virus de las tripulaciones y la posibilidad de contagio como por la imprevisión a la hora de vacunar a un colectivo que debe seguir unas pautas estrictas en relación con la vacuna», concluyen desde COPAC.

Comentar ()