Economía | Empresas

La gran distribución ya constata el repunte del consumo y prevé ganar más que en 2019

Un 58% de los distribuidores prevé cerrar el primer semestre con sus objetivos cumplidos y uno de cada tres cree que podrá hacerlo por encima. La mitad cuenta con no repetir los datos de 2020

Imagen de un hombre en un supermercado.

Imagen de un hombre en un supermercado. EP

El sector de la distribución de productos de gran consumo cree posible retener en 2021 parte del crecimiento extraordinario que logró anotarse en 2020 a consecuencia del confinamiento. Eso sí, la mitad de los actores de este sector cuenta con no repetir la explosión extraordinaria del consumo, pero tras el repunte registrado en las últimas semanas, sus perspectivas pasan por elevar sus ventas entre un 4% y un 10% respecto a 2019.

De momento, los distribuidores aseguran haber cerrado el primer semestre con sus expectativas de facturación cumplidas y confían en que el resto del año la curva siga siendo favorable. El 37% de ellos considera que podrán cerrar 2021 con un crecimiento de entre un 4% y un 5%, mientras otro 32% cree que puede incrementarlo entre un 6 y un 10%; y el 32% restante cree que registrará un crecimiento superior al 10%.

Así lo recoge el último sondeo de AECOC (Asociación de Fabricantes y Distribuidores) presentado este martes en su 26º Congreso de Estrategia Comercial y Marketing. «La pandemia ha consolidado un crecimiento de consumo en los hogares, lo que hace que todos los ‘retailers’ del sector prevean un 2021 aún con cifras superiores a las de antes de la pandemia”, ha explicado la gerente de Estrategia Comercial y Marketing de Aecoc, Rosario Pedrosa.

Diferencia entre productores y distribuidores

Las compañías encuestadas representan más de 90% de la facturación del sector. Pero las realidades de los distribuidores son muy distintas a las de los fabricantes. Aunque el 75% de estos últimos prevé subidas respecto al período anterior a la pandemia, hay un 13% que calcula caídas de la facturación de entre un 1% y un 10%. Mientras tanto, otro 10% considera que su nivel de facturación quedará estancado durante este ejercicio respecto a 2019.

De momento, un 37% de los distribuidores prevé cerrar el primer semestre por encima de los objetivos marcados, mientras que sólo un 0,1% cuenta con hacerlo por debajo. En cambio, entre los fabricantes, casi uno de cada tres sí prevé cerrar los primeros seis meses de 2021 por debajo de objetivos.

La distribución considera que devolverá parte de la cuota prestada que adquirió a la hostelería por la pandemia

Las compañías siguen calculando sus previsiones en función de la evolución de la vacunación y no dejan de lado el cambio de hábitos introducido como consecuencia de las restricciones sanitarias y el incremento del teletrabajo. Tampoco pierden de vista el trasvase de consumo de fuera a dentro del hogar, pero existe división entre las compañías sobre qué porcentaje logrará recuperarse. «La distribución considera que devolverá parte de la cuota prestada que adquirió a la hostelería por la pandemia», ha justificado Pedrosa.

De momento, la confianza del consumidor ha subido 11,2 puntos en mayo en relación al mes anterior, hasta situarse en 89 enteros, su mejor dato desde mayo de 2020. Esto la sitúa en niveles superiores a los de antes de la pandemia, según informó el pasado jueves el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Carros de la compra en un supermercado de Madrid. Ricardo Rubio / Europa Press Europa Press

Y a pesar de ese repunte, perspectivas del sector de la distribución también pasan más bien por el estancamiento respecto a 2020. Sin embargo, la industria ve más posibilidades de incrementar la facturación. Frente a lo que ocurrió con los supermercados, la heterogeneidad del sector industrial hizo que la pandemia golpease a unas y a otras de manera más desigual.

Consolidar la cuota on-line

Respecto a las compras por internet, la gran distribución confía también en poder consolidar la cuota ganada en el anterior ejercicio. Seis de cada diez actores de este sector prevén cerrar el ejercicio con un cuota cercana al 3%, mientras que el 31% prevé crecer y solo un 9% que espera que se produzca algún retroceso.

Por su parte, sólo un 26% de los distribuidores ve posibilidades de facturar más que el año pasado, mientras que un 26% considera que se quedará estancado y otro 47% prevé facturar menos. Para Agustín Delicado, director de ventas y logística de Consum, en este ejercicio «las ventas deben pasar a segundo plano» y «deberíamos fijarnos en las cuotas de mercado, donde nuestra evolución sigue intacta».

Según los datos que maneja la consultora NielsenIQ, las ventas de gran consumo retrocedieron un 0,4% en el primer cuatrimestre, por lo que el crecimiento previsto para el conjunto del año se apoyará en las cifras del último, cuando se prevé que la facturación del sector aumente un 3,1% respecto a 2020. «Sin embargo, en función de cómo se de este verano con los turistas y el control de la pandemia, podemos tener resultados distintos. El crecimiento del 1,4% está en construcción», ha dicho su directora general para el Sur de Europa, Patricia Daimiel.

«Estamos ante un nuevo mercado y unos nuevos consumidores. Es como avanzar de golpe 10 años, con nuevas necesidades y exigencias. Cosas que estaban en nuestros planes a cinco años, tenemos que hacerlas inmediatamente», ha recordado.

Entre los segmentos que más reforzados saldrán respecto al anterior ejercicio están los productos higiene y belleza, así como los refrigerados y congelados. Además, ha señalado que «las bebidas han empezado el año con muy buen pie y seguirán teniendo un muy buen comportamiento».

Te puede interesar

Comentar ()