Economía

El 30% de las empresas no cuenta con el registro salarial obligatorio contra la brecha de género

Una dependienta de una tienda de animales en Málaga.

Una dependienta de una tienda de animales en Málaga. Álex Zea / Europa Press

El 29% de las empresas españolas no tiene implantado el registro salarial que es obligatorio desde el pasado 14 de abril, hace dos meses, como impusieron el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el de Igualdad; según datos de un estudio de Adecco Group Institute, el centro de estudios y divulgación de la compañía de recursos humanos Adecco.

El registro busca que todas las empresas lleven un control de los sueldos de los trabajadores (incluyendo directivos y altos cargos) al que, además, los empleados puedan acceder, y persigue asegurar la igualdad retributiva entre hombres y mujeres. Así se recoge en el Real Decreto 902/2020, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres, del 13 de octubre de 2020, que daba un periodo de 6 meses para su preparación.

Dicha información debe incluir la media de los salarios con sus respectivos complementos salariales y otras percepciones extrasalariales desagregadas.

En él deberá figurar la media aritmética y la mediana de lo realmente percibido por cada uno de estos conceptos en cada grupo profesional, categoría, nivel, puesto o cualquier otro sistema de clasificación.

Pero no solo eso: en el caso de que la media o la mediana de los sueldos de todos los trabajadores de un sexo sea superior a la del otro en más de un 25%, las empresas de más de 50 trabajadores deberá incluir en el registro una justificación.

Se desconoce si Inspección de Trabajo está multando a las empresas que no cuentan con esta herramienta que exige la norma. En total, unas 1,5 millones son las que deben tenerlo, y la norma también afecta al sector público.

«No parece de recibo que algo de tanta importancia no haya sido objeto de una potente campaña de información por parte del Ministerio correspondiente», denuncia el presidente del Colegio de Gestores Administrativos, Fernando Santiago, lamentando la cada vez mayor burocracia a la que se enfrentan los negocios.

Según datos del último barómetro del Colegio de Gestores Administrativos, solo un tercio de las pymes conoce que debe elaborar este registro de los sueldos de sus trabajadores al que estos deben poder acceder. El Colegio también apunta que solo el 23% está preparado para aportar la información que se requiere.

El 19% usa el currículum ciego

Solo el 19% de las empresas españolas ha incorporado como política el currículum ciego, donde se desconoce el sexo del candidato, medida que busca garantizar la igualdad en los procesos de reclutamiento y selección y evitar situaciones de discriminación, tanto humanos como de procesos automatizados. Del mismo modo, el 22% reconoce que pueden estarse dando sesgos a la hora de reclutar a nuevos empleados.

Del 71% de compañías que cuentan con el registro salarial obligatorio de la normativa de igualdad, según el estudio de Adecco en base a una encuesta a más de 20.000 empresas, solo el 18% garantiza la ausencia de sesgos, tras el correspondiente tratamiento en función de complementos salariales.

A cierre de 2020, las mujeres tenían el 74% de los contratos parciales en España, porcentaje que ha crecido en el último año, sobre todo porque ellas han sufrido una mayor pérdida de empleo, han firmado más contratos temporales y ha aumentado el tiempo que ellas dedican al cuidado de menores o dependientes, realidad que tiene impacto directo en los salarios.

Solo el 20% tiene la auditoría retributiva

Solo el 20% de las empresas ha realizado la auditoría retributiva que se les exige, recoge también el Observatorio Adecco de Igualdad, aunque precisa que el 14% de ese mismo total no tiene la obligación de realizarla. El 34%, de su lado, asegura que están en el proceso. Por otro lado, 9 de cada 10 empresas cuentan con un Plan de Igualdad o lo están negociando.

Las empresas están obligadas a tener un plan de igualdad e incluir en el mismo una auditoría retributiva si tienen más de 100 trabajadores, y desde el 8 de marzo de 2022 también deben hacerlo las que tienen entre 50 y 100 trabajadores. El objetivo es comprobar si el sistema retributivo de la empresa cumple con la aplicación efectiva del principio de igualdad entre mujeres y hombres en materia de retribución. Forma parte de la información que podrá servir para llegar a cabo actuaciones judiciales, como establece la ley, así como para procedimientos de oficio.

Cerrar la brecha podría aumentar el PIB un 15%

El Real Decreto de igualdad retributiva entre mujeres y hombres busca combatir la brecha salarial de género, esto es, la diferencia que hay entre lo que cobran de media un hombre y una mujer por hora trabajada.

Se trata de un fenómeno que, si se eliminase, podría aumentar el PIB en más de un 15%, según apuntó este viernes la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, haciendo referencia a estudios que no ha citado.

«Creo que el aumento de la participación femenina puede ser uno de los motores de transformación, crecimiento y prosperidad de cara al futuro», expresó, apoyando también la visibilización del liderazgo femenino y recordando que es uno de los objetivos presentes en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a Bruselas.

Un reciente estudio de ClosinGap, elaborado por la consultora Kreab, también apunta a que el PIB aumentaría un 18,6% si España elevara la presencia de mujeres en posiciones de liderazgo hasta alcanzar el umbral de paridad (40-60%).

Te puede interesar

Comentar ()