Economía | Empresas

Uterqüe, la marca 'premium' que Inditex integrará en Massimo Dutti

La marca de moda seguirá teniendo presencia física en tiendas y en la web

Imagen de una tienda de Uterqüe en Shangai.

Imagen de una tienda de Uterqüe en Shangai. Inditex

Inditex había pasado varios años sin sacar ninguna nueva marca al mercado. Pero el gigante textil decidió en 2008 poner en marcha Uterqüe, una firma con un concepto más sofisticado que el resto de sus enseñas. La cadena arrancó con cinco establecimientos en Madrid, Barcelona y La Coruña y, a finales de ese año, ya contaba con tiendas en México y Portugal.

Trece años después y con cerca de ocho decenas de tiendas en funcionamiento (la mayoría de gestión propia), el gigante textil ha optado por integrarlas en otra de las enseñas clave del grupo, Massimo Dutti, con un nivel de facturación y un volumen de locales muy superior al de Uterqüe. De 80 tiendas repartidas en 16 mercados, pasará a estar en más de 650 establecimientos con presencia en 74 mercados.

De esta forma, la compañía dice querer aprovechar al máximo la penetración y proyección que Massimo Dutti tiene desde hace años en zonas como Estados Unidos, Canadá, México o Turquía. Se trata de una estrategia similar a la que puso en marcha con Zara Home y Zara, de la que dice haber obtenido buenos resultados aprovechando las sinergias entre ambas firmas.

Según ha detallado la empresa en la presentación de resultados del primer semestre, la operación se desarrollará a lo largo del próximo año y la gama de productos de Uterqüe seguirá estando disponible a través de su página web y en las tiendas de su enseña hermana.

Aunque ensayó una línea masculina durante algún tiempo, su oferta se centra en productos de línea femenina con una apuesta diferenciada y un segmento más premium que otras firmas de la empresa fundada por Amancio Ortega.

Su gama de prendas y complementos está enfocada a un tipo de cliente más exigente tanto en diseño como en calidades. En cuanto a la producción, cuenta con una parte de manufactura española, sobre todo en la gama de productos de piel, mientras que el resto se importa del extranjero.

Fuentes de la compañía explican a El Independiente que a partir de ahora, la marca seguirá teniendo vida propia y contará con espacios diferenciados en una serie de locales seleccionados en función del público objetivo y el espacio disponible.

El proceso no supondrá, eso sí, la salida de empleados, sino que serán integrados tanto en las tiendas de Massimo Dutti como en otras firmas del grupo que dirige Pablo Isla. También se buscarán nuevos destinos para el personal creativo y de gestión. La operación «es una forma de garantizar su crecimiento para que siga evolucionado», aseguran desde la empresa.

«Creemos que le va dar más visibilidad en diferentes mercados», ha dicho el presidente de Inditex durante la conferencia con analistas posterior a la presentación de resultados. Además ha sostenido que la posición competitiva de Inditex es «más fuerte que nunca» después de que la compañía haya registrado un beneficio neto de 1.272 millones de euros durante el primer semestre de su ejercicio fiscal 2021-2022 (de febrero a julio). De hecho, ha logrado el mejor segundo trimestre de su historia, frente a las pérdidas de 195 millones que registró en 2020.

Menor facturación del grupo

Entre las diferentes cadenas, Uterqüe ha sido la que menos nivel de facturación ha registrado en lo que llevamos de 2021, aunque fuentes de la compañía recalcan que en el último ejercicio de la pandemia creció por encima de la media del grupo y sostienen que no estaba en mala posición económica.

En este primer semestre, Uterqüe ha conseguido facturar 48 millones frente a los 31 que se anotó en el mismo período de 2020. Por su parte, Oysho ha facturado 305 millones, Stradivarius 782, Bershka 919, Massimo Dutti 607, Pull&Bear 786, mientras que Zara (Zara y Zara Home) 8.488.

Asimismo, Uterqüe es la enseña que menos presencia tiene en mercados fuera de España. En nuestro país tenía 28 establecimientos a 31 de enero de 2021, mientras que fuera de las fronteras nacionales contaba con 16 tiendas en México; 12 en Rusia; 6 en Portugal; 5 en Arabia Saudita; 4 en Polonia; 2 en Emiratos Árabes; 2 en Qatar; 2 en Kuwait; 2 en Kazajstán; y una en China, Jordania, Líbano, Marruecos, Ucrania y Rumanía.

Por superficie de venta, Uterqüe contaba con 14.437 metros cuadrados de los 4.826.566 totales que sumaba el grupo a finales de enero. Se trata de una cifra mucho menor de los 115.581 que sumaba Oysho; los 258.310 de Massimo Dutti; o los 394.170 de Pull&Bear.

Ahora, Inditex estudiará «caso por caso» qué hacer con los locales que quedan libres. Aunque por su reducido tamaño en comparación con otros establecimientos del grupo, la mayoría están abocados al cierre definitivo. Sin embargo, en alguno de ellos podría instalarse alguna tienda de otra cadena de Inditex.

El cierre de las tiendas de Uterqüe se produce en paralelo al proceso de absorción de establecimientos que la compañía tiene en marcha para optimizar su espacio comercial. En 2020, absorbió 751 tiendas y, al cierre del ejercicio, operaba un total de 6.829 en todo el mundo.

Te puede interesar

Comentar ()