Economía | Empresas

Las aerolíneas ya programan más vuelos que antes de la pandemia

Las aerolíneas se vuelcan con Canarias y Baleares de cara a la temporada de invierno. Aena avisa de que el grado de incertidumbre sigue siendo "elevado" y la programación está sujeta a cambios

Un panel de vuelo en la terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Un panel de vuelo en la terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Eduardo Parra / Europa Press

Las aerolíneas animan su programación de cara a la temporada de invierno y ya prevén operar más vuelos que antes de la pandemia. Además, las compañías que operan con origen o destino en España han incrementado la oferta de asientos para los próximos meses. Entre octubre y abril, la relajación de las restricciones y el avance de la campaña de vacunación contra la covid-19 está previsto que reanime el tráfico aéreo.

Según los datos facilitados este martes por el gestor aeroportuario Aena, las aerolíneas prevén operar un 2,3% más de vuelos que en la temporada previa a la crisis sanitaria, con algo más de 639.000 operaciones comerciales.

Al margen de los vuelos, las compañías han puesto a disposición de los viajeros 108,8 millones de asientos. A nivel general, esto supone incrementar el número de plazas disponibles en un 4,2%. Por mercados, habrá 41 millones de plazas para los vuelos entre los aeropuertos nacionales (+9%), mientras que los internacionales supondrán 67,4 millones de butacas (+1%).

Los aeropuertos de Canarias y Baleares son los grandes protagonistas de la temporada, mientras que en Madrid y Barcelona ya prevén ofrecer una cifra similar de plazas a la que existía antes de la pandemia. En cuestión de operaciones, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) calcula incrementos del 10% respecto al invierno de 2019. Un fenómeno que se explica, en parte, por que en aquella época se produjo la quiebra del turoperador Thomas Cook, entonces uno de los mayores gestores de turistas que trabajaba con las islas.

De cara a este invierno, las aerolíneas prevén ofrecer 25,6 millones de asientos en el conjunto de los aeropuertos del archipiélago canario, lo que supone una subida del 20% respecto al mismo período del año anterior. En concreto, Gran Canaria tendrá un 18% más, hasta los 7,8 millones. Tenerife Sur verá incrementadas sus plazas en un 25%, hasta los 6,4 millones.

Por su parte, Lanzarote tendrá un 31% más de asientos (hasta los 4 millones) y Fuerteventura experimentará una subida del 33% (hasta los 3,4 millones). La isla de La Palma sigue pendiente de la evolución de la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

En Baleares, el aeropuerto de Palma de Mallorca tendrá un 15% más de asientos programados, hasta los 6,6 millones. Ibiza crecerá un 25% en plazas, hasta el 1,6 millones, mientras Menorca registrará un incremento del 19%, hasta las 668.000 plazas.

Dentro de la Península, los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Josep Tarradellas Barcelona-El Prat consiguen rozar ya el mismo número de plazas programadas en la temporada de invierno de 2019 y se quedan sólo un 3% por debajo de aquellas cifras. Para el primero se han programado más de 27,2 millones de plazas, mientras que para el segundo 20,4 millones.

Barajas y El Prat logran ya rozar el mismo número de plazas programadas en la temporada de 2019

A pesar de estas cifras de programación, el presidente de ALA, Javier Gándara, se mostraba «prudentemente optimista» de cara a la temporada de invierno. Una cosa es lo que las aerolíneas programan y otra lo que finalmente acaban ejecutando. Por ejemplo, en la anterior campaña de invierno apenas se alcanzó el 70% de lo previsto debido a las restricciones. Para los próximos meses, el colectivo que agrupa a las principales aerolíneas sí confía en que el grado sea mejor.

Sin embargo, tampoco son partidarios de echar las campanas al vuelo. Precisamente, el gestor aeroportuario Aena -que presenta resultados este mismo miércoles- recuerda que aunque los datos para la temporada son «positivos», «el grado de incertidumbre sigue siendo elevado y la
programación de asientos y movimientos siempre está sujeta a cambios
por parte de las aerolíneas».

Además, recuerda que en las dos últimas semanas de la anterior temporada de invierno ya se registró una actividad muy reducida debido a que en el mes de marzo ya se habían dictado medidas de confinamiento de la población ante la expansión del coronavirus.

Aviones menos llenos

En este sentido, desde la Asociación de Líneas Aéreas, consideran que la recuperación real no se dará hasta que se recuperen los tráficos internacionales. Algo que no prevén que esté normalizado hasta 2023 o 2024. Desde Aena las previsiones son incluso más prudentes. Según se recoge en el nuevo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA 2), no se prevé recuperar los niveles de tráfico de 2019 hasta 2025.

En cualquier caso, las esperanzas están depositadas en que la relajación de las medidas en las fronteras de Reino Unido y la apertura de Estados Unidos para viajeros vacunados a partir del 8 de noviembre sirvan como motor de la demanda.

Según las cifras de ALA, entre enero y septiembre sólo se han reactivado el 51% de las operaciones comerciales en España respecto al mismo período de 2019. Por su parte, apenas han recuperado el 36% de los viajeros, lo que les sitúa un 64% por debajo de la etapa precovid.

Además, los aviones siguen yendo más vacíos antes. El factor medio de ocupación ha estado durante los primeros nueve meses del año un 20% por debajo de los niveles previos a la crisis sanitarias. Mientras que en la temporada de 2019 los aviones iban a un 85% de su capacidad, ahora no se ha alcanzado el 65%. Eso sí, los registros reflejan que este indicador ha ido subiendo tras el verano, aunque la normalización podría demorarse hasta la segunda mitad del próximo año.

Te puede interesar

Comentar ()